jueves, 6 de enero de 2011

Insistiendo sobre la Plaza de Toros

Artículo publicado en el periódico El Defensor de La Línea el sábado 27 de enero de 1934


Al Sr. Alcalde que es amigo de las letras y forzosamente ha de serlo del arte:


En números pasados de este periódico le llamaba la atención al Excelentísimo Ayuntamiento, sobre el  estado ruinoso de nuestra Plaza de Toros. Hoy vuelvo a insitir sobre el mismo tema, pues aproximándose la temporada taurina y no estando la Plaza en condiciones, a cualquier ciudadano puede ocurrirsele denunciar la misma y como es lógico no podrán celebrarse corridas, perdiendo por lo tanto el Ayuntamiento el ingreso en las arcas municipales. Esto, como parte económica debe tenerse en cuenta, para que se estudie sobre ello, y ya que no se puede gastar en la Plaza todo lo que necesita, cuando menos, debiera echarsele encima lo que ha producido el año pasado y lo que se calcule puede este producir. Y en el  orden artístico; esa plaza donde ha de desfilar los primates de la torería, para con su arte recrear a los millares de espectadores, que tras la lucha por la vida, esperan ese día, ansioso  de acudir al coso taurino, para olvidar sus penas y embriagrase de el.


El Defensor de La Línea el sábado 27 de enero de 1934



                                                                                            Luis Javier Traverso
                                                              http://lalineablancoynegro.ltduende.com/







Gracias a la Colaboración Eloy J. Jiménez

       

No hay comentarios:

Publicar un comentario