lunes, 6 de junio de 2011

Precauciones Sanitarias 1.884

Audio para Deficientes Visuales





Artículo publicado en el periódico El Día del  sábado 19 de julio de 1884   

Línea 13 de julio de 1884

Sr. Director de El Día.

Muy señor mío: Casi todos los periódicos de la corte han dado la noticia de que el gobierno ingles había expulsado de Gibraltar a todos los españoles, entre ellos 7000 trabajadores.

Cada uno ha contestado a su modo la noticia, que es del todo inexacta.

Eu primer lugar, los trabajadores españoles que había en Gibraltar no llegaban a 2000, incluyendo albañiles, carpinteros, pintores, cargadores de carbón, etcétera, etc.; de modo que, por  lo pronto, la cifra de los llamados expulsados resulta algo exagerada. En segundo lugar, todos los españoles que tenían licencia para residir en Gibraltar, han quedado.

Lo que si ha sorprendido, y no debe confundirse ni exagerarse los hechos, es que los trabajadores, como todos los extranjeros, para entrar en Gibraltar, y creo ocurre lo mismo en Ceuta, necesitan un tiquete, que así se llama, el cual es facilitado por la policía.

Naturalmente, al establecerse el cordón, ya no podían entrar esos trabajadores en Gibraltar, y como no podían entrar, menos podían residir en dicha plaza, puesto que no tenían licencia para ello.

Claro es que el gobierno ingles no iba a proporcionar hospedaje á esos 2.000 trabajadores; pues Gibraltar
no es tan grande para poder contener ademas de su guarnicion y sus habitantes, 2.000 hombres mas, y ser ese hacinamiento causa quizás del desarrollo de alguna enfermedad. Creo que en igualdad de circunstancias hubiéramos hecho lo mismo.

No pudiendo, pues, los trabajadores permanecer en Gibraltar, se vinieron a España; pero no porque fueran expulsados, sino porque la ley no les permitía residir en dicha plaza.

Hasta el año 1868 estaba completamente prohibido construir ni reparar edificio alguno en La Línea; después de 1868 acá, cada uno se permitió edificar donde quiso y como quiso, siendo los dueños de fincas, en su mayoría inmensa, hijos de Gibraltar. Así se formó este pueblo de la Linea, llamándose independiente de San Roque, sí mal no recordamos, el año 1870. ¿Sí hubiera estado vigente la ley que rigió hasta el año 1868, tendríamos hoy que lamentar la calamidad existente?. Seguramente que no; porque entonces no hubiera venido a habitar en esta tanto trabajador ni tanto otro que no lo es.


Por tanto, piense y medite un poquito el Gobierno y tome algunas medidas, con objeto que no vuelvan a repetirse las calamidades que hoy todos lamentamos.

Levante el Gobierno una barrera que nos separe por completo de ese pedazo de nuestra nación, que se llama Gibraltar, aíslelo y prohíba terminantemente la importación y exportación; establezca en Cádiz depósitos flotantes de carbón; inhabilite la Aduana de la Línea, pues este pueblo no tiene razón de ser y vuelva a su estado primitivo, y cada uno procurará volver al pueblo de donde vino. Preocúpese alguna vez el Gobierno, que haga menos política y se ocupe más del bien y conveniencia de los pueblos, y ese Gobierno merecerá el aplauso de todos los españoles.






.
Luis Javier Traverso




Documento perteneciente a la Hemeroteca de la Biblioteca Nacional de España

No hay comentarios:

Publicar un comentario