martes, 30 de agosto de 2011

La Velada de Ayer y Hoy vista por Antonio Cruz de los Santos en 1971

Artículo publicado en el Extra de Feria del periódico AREA del viernes 16 de julio de 1971






¿Cómo era la Velada de La Línea en sus primeros años? Los datos que yo poseo bien poco me dicen, pero... ¡ahí van!

HAZ CLIC AQUI PARA SEGUIR LEYENDO

miércoles, 24 de agosto de 2011

Un domingo en La Línea 1875

Un artículo publicado en el periódico "El Mono" el 19 de mayo de 1875 y en la línea irónica que sigue este periódico ya que como he comentado en otras entradas el mismo se cataloga como joco-serio, recreativo, de noticias generales y de anuncios. Ilustrado con grabados. Su editor y director Vicente d Guillen y tenía su imprenta y redacción en Cannon Lane nº 13 Gibraltar. Está trascrito tal cual. 


UN   DOMINGO   EN   LA LINEA,
Ea ¡ vamos á la Línea ! ¡ vamos á divertirnos!.

Esta es la esclamacion que proferimos casi todos los domingos. Comemos á las tres, contra nuestra costumbre, nos echamos unos cuantos duros (si los tenemos) en el bolsillo, alquilamos un carruaje, y al preguntarnos el cochero —¿ Donde vamos ? —A la Linea, contestamos estreñando que no haya adivinado nuestra intención.

Es muy delicioso ir allí, y sobretodo en esto tiempo, por un camino llano, hermoso, superabundantemente bueno; por un camino donde apenas hay polvo, por un camino donde es imposible que tropieze el caballo, pues no se encuentra ni la mas pequeña piedrecilla, debido al celo y á la actividad de los peones encargados de tenerlo arregladito y á la altura de las primeras carreteras de Mozambique y de Angola.

Después de un cuarto de hora de marcha, en cuyo tiempo ha ésperímentado una de las emociones mas dulces y agradables, llegamos á la Línea.

—Qué hacemos ? nos preguntamos, no porque falten diversiones, sino porque es preciso......empezar por no aburrirse.

Esta es una pregunta, dirán algunos, muy fácil de contestar. Después de comer, lo natural es tomar una taza de café y fumarse un cigarro.

Si, señor, eso hacemos, y por cierto que en algunos establecimientos de bebida, nos dan el Muska mas puro y mas legítimo, que pueden ustedes imaginarse.

¡Y todo por la módica cantidad de ocho cuartos !

  ¡ Quien lo diria !

Después de tomar nuestro esquisito café, damos un paseito por la calle Real. (El que tenga la feliz ocurrencia de llevar un traje negro, vuelve con uno blanco) Esto es muy higiénico después de comer.; y como el pavimento es tan apañado le dan á uno ganas de quedarse paseando toda la tarde. Pero ¡ ay ! no todos son de la misma opinion, y asi no falta alguno que dice : — vamos, señores, vamos y tomaremos unas cañas de manzanilla. (Que es muy rica.)

En efecto, seguimos su consejo, y hétenos ya alrededor de una mesa, blanca (de polvo) como el mármol, y con una docena de cañas delante. Tras de esa, viene otra, y otra, y otra, y... la mar !!!

Concluido esto, y no sabiendo que partido tomar, dirijimos nuestros pasos al Teatro Real, (1) único y esclusivo en su clase en la citada villa) para oir un juguetillo que nos haga reir; pero, como el empresario, (hombre de mucho cálculo) cree que un par de saínetes es poco, nos sopla una piececita, tal como “El Trapero de Madrid," y otras de este calibre; y para fin de fiesta, el can-can.

Este no nos disgusta ! La verdad ! Es lo mejorcillo !

 Por último, mudos y estáticos, contemplamos los adelantos del siglo XIX.

¿ Qué es el telégrafo, el ferro-carril, el arte de viajar por los aires y los diferentes y maravillosos inventos que se han hecho hasta hoy, comparados con la máquina á vapor que existe en uno de los cafés ?

Esta ingeniosa maquina, por medio de la cual se pierden á vapor tantisimos cuartos, nos demuestra el alcance de la inteligencia humana, lo mucho que piensan los hombres.

Cuando mas embebidos estamos, viendo salir los bolillos con pasmosa rapidez, oimos una voz que esclama:    —Faltan cinco minutos para que dispare el cañón de la tarde.

Como por encanto, salimos de nuestra abstracción y nos precipitamos á la calle dirigiéndonos al sitio donde se hallan los carruajes. Pero oh ! fatalidad ¡ no hemos - tenido la precaución de dejar uno alquilado y nos vemos precisados á volver á pié, pues hasta los ómnibus tienen ya veinticuatro pasajero.: y (no pueden admitir ni uno mas) según la última orden dada por el magistrado de policia.
 
En resumidas cuentas ; llegamos á esta, jadeantes, llenos de polvo, sudando horriblemente y dispuestos á darnos un soberbio baño.

Al dia siguiente, no falta quien diga en tono formal:

—¡ Cuanto nos divertimos ayer !





                                                              Luis Javier Traverso





Documento cedido por  Juan Manuel Ballesta

jueves, 18 de agosto de 2011

Un Gran Parque para La Línea

Artículo publicado en el Extra de Feria del periódico AREA del  viernes 16 de julio de 1971


















Baños de San Felipe 1875

Curioso artículo publicado en el periódico Gibraltareño "El Mono" el 28 de agosto de 1875. Este era un periódico Bisemanal, y como el mismo se cataloga;  joco-serio, recreativo, de noticias generales y de anuncios. Ilustrado con grabados. Su editor y director Vicente d Guillen y tenía su imprenta y redacción en Cannon Lane nº 13 Gibraltar.


COMUNICADO

Sr. Dn.-Vicente D. Guillen.

                                                                                                       Director de El Mono.

Muy señor mío; espero de su exquisita amabilidad se servirá dar cabida en las columnas de su periódico á las siguientes líneas, favor por el cual le da anticipadamente las mas espresivas gracias,

S. S. S.
Q. B. S. M.
Un vecino de la Linea.
En honor de la moral y la decencia lastimadas, debemos llamar la atención del Sr. Alcalde sobre las escenas que tienen lugar en los baños de mar próximos á S. Felipe.

No solo, hay Srs. que se permiten llegar hasta el sitio en que se bañan las Sras. sino que entre ellos, hay quien se entra á bañar con su esposa con el objeto de enseñarla á nadar.

Estos hechos, nada cultos ni decentes por cierto, obligan á muchas Sras. á retirarse de alli sin tomar el baño;

Sr. Alcalde, nos vemos precisados á dar publicidad á este asunto por medio de un periódico estranjero, por que en esta población no existe prensa alguna, pero de todos modos esperamos que V. se dignará adoptar las medidas oportunas para que los graciosos tritones, vayan á lucir sus formas un poquito mas lejos.





                                                                       Luis Javier Traverso





Documento cedido por  Juan Manuel Ballesta

miércoles, 17 de agosto de 2011

Alumbrado en La Línea 1875

Este es un breve artículo, pero bajo mi punto de vista de gran importancia. Fué publicado en el periódico Gibraltareño "El Mono" el 20 de noviembre de 1875. Este era un periódico Bisemanal, y como el mismo se cataloga;  joco-serio, recreativo, de noticias generales y de anuncios. Ilustrado con grabados. Su editor y director Vicente d Guillen y tenía su imprenta y redacción en Cannon Lane nº 13 Gibraltar.


 Dentro del apartado de Variedades aparcece ésta noticia:

Luz.-  Anoche se iluminaron por primera vez las calles de la Línea de la Concepción, estrenándose los nuevos faroles que el celoso Ayuntamiento de la vecina Villa ha conseguido introducir. ¿si le llegará pronto su turno al camino, que cada día es más intransitable?







                                                                       Luis Javier Traverso





Documento cedido por  Juan Manuel Ballesta

lunes, 15 de agosto de 2011

La Línea de Ayer y La Línea de Hoy, 1921

Artículo publicado en el periódico "El Sol" del 26 de febrero de 1921





Dos sentimientos completamente opuestos nos produce el hablar de La Línea: alegría y dolor; alegría, al ver que de aquellas humildes barracas del año 70 se ha formado una gran ciudad de 80.000 habitantes, floreciente y rica, gracias únicamente al esfuerzo, a la laboriosidad y al trabajo de sus honrados hijos, de los que, aun sin nacer aquí, la consideran como madre ubérrima que los colmó de beneficios; de lo que se enorgullecen al darle el hermoso nombre de madre y de haber contribuído al engrandecimiento de esta ciudad, para ellos tan querida, a pesar de que alguien, por pura oportunidad y peor gusto, se atrevió a  llamarlos  "acampados".

jueves, 11 de agosto de 2011

Directiva de la Asociación de Dependientes de Comercio 1916

 Artículo publicado en el periódico "El Obrero Mercantil" de La Línea el 05 de enero de 1916



Nuestra directiva

En Junta general ordinaria celebrada el día 2 del actual, resulto elegida para el gobierno de la Asociación de Dependientes de Comerció, durante el corriente año, la Directiva que publicamos a continuación:

Presidente. José Morilla Suárez.
Viccprcsidcnte, Adolfo Pérez Ruiz.
Tesorero, Juan Pavón Duran.
Secretario primero, Francisco Márquez Campos.
Secretario segundo, Melchor Gil Fernández.
Bibliotecario, Andrés Bernat Gil.
Vocales: José Ferrer Alvarez,
Armando Ramos Cabrera, Francisco
Sánchez Velasco y Juan Soto López.

¿Qué decir a estos camaradas?
Mucha lucha, no dormitar y voluntad firme para la causa que se les ha encomendado.





                                                                       Luis Javier Traverso




Documento cedido por Miguel Manzano

miércoles, 10 de agosto de 2011

El niño en la escuela

Artículo publicado en el periódico "El Obrero Mercantil" de La Línea el 05 de enero de 1916

LETRAS DE ORO

El niño en la escuela

¿Siento una enorme tristeza cuando veo las rejas de una cárcel o las puertas de una escuela mala.
Dos cárceles.
Una es el corolario de la otra; la ignorancia produce el crimen; la mala escuela produce la cárcel.
Los pueblos tienen un corazón:
la escuela.
¿Queréis suprimirla cárcel? Poneale dentro una escuela. De noche se iluminan las calles a causa de los ladrones. 
¿Queréis seguridad? Iluminad los espíritus y apagad los faroles. Es para las almas delicadas un cuadro doloroso ver a las criaturas durante seis horas en las escuelas sentadas, inmoviles.
El niño cuyo organismo físico y moral requiere imperiosamente la agitación, cuya sangre es viva, áspera, inquieta, petulante; el niño, que es todo hecho de alegría, virgen de movimiento rápido, de vibraciones aladas, no puede estar durante un día entero, estúpidamente contrariado, en una posición bestial y monástica.
Se les obliga a estar doblados sobre un libro árido, seco, abstracto; se les inquieta, con el reposo forzado, y cuando soñolientos y cansados levantan los ojos del libro que no entienden, para mirar por la ventana un pedazo de cielo, encuentran ante su mirada tierna, la mirada de un profesor pedante.
Dejad correr a los niños, saturadlos de luz, equilibrar su sistema nervioso, y dadle fuerza, movimiento, armonía y libertad.
Un niño no es un vientre, es un ave.
¿Queréis modelar la escuela?
No copiéis al claustro; imitad al nido.
Por eso cuando los niños salen de la clase, tienen una alegría vibrante, radiante, alucinada; gritan saltan, trepan a los árboles, roban los nidos, apedrean a los perros, corren, desaparecen, vuelan como pájaro que huyó de la jaula.
Vuelan, si; la alegría tiene alas.
Es la naturaleza que protesta.
¡La Naturaleza! Palabra santa.

Guerra Junqueiro






                                                                       Luis Javier Traverso




Documento cedido por Miguel Manzano

martes, 9 de agosto de 2011

El Naufragio del Vapor Utopía contado a través de la Prensa de la época




El 17 de marzo de 1891 ocurrío una de las mayores catastrofes navales en aguas del estrecho y que afecto tanto a las poblaciones de Gibraltar como a La Línea de la Concepción.Vamos a ver cronológicamente como la Prensa Nacional de la época iban comunicando todo lo relacionado a este hecho. Están trascritos tal cual, con sus faltas grámaticales etc... .No he podido localizar ninguna prensa local como "El Diario de La Línea"