lunes, 21 de noviembre de 2011

Milicias desarmadas en el Campo de San Roque en 1854

Artículo publicado en el periódico "El Clamor Público" Periódico del Partido Liberal del Sabado 25 de septiembre de 1854


CORREO DE LAS PROVINCIAS.

El abandono en que se encuentra la Milicia nacional de San Roque ha dado motivo á que se nos dirija la siguiente carta:

San Roque 17 de Septiembre.

¿Qué esplicacion puede darse á la singular apatía o desden en que se tiene á la Milicia nacional para que continúe totalmente desarmada en algunos o la mayor parte de los pueblos? Ninguna que sea satisfactoria ni que aquiete los espíritus celosos de los buenos ciudadanos. Ni un fusil tiene la de esta ciudad.

La situación especial de San Roque por estar próxima á dos mares, limítrofe á la plaza de Gibraltar y entre dos puntos, la Serranía de Ronda y la bahia de la vecina plaza, que el maquiavelismo ha querido explotar para sus intentonas. Exige en todas ocasiones especial cuidado. Por esta razón apenas se sacudió el yugo que nos oprimía, acudieron ansiosos los ciudadanos á inscribirse én las filas de la Milicia nacional. Las autoridades solicitaron del gobernador civil por medio de la Diputación provincial que se enviasen armas con toda premura; pero ha sido inútil á pesar de haberlo asi ofrecido desdo el mes de Julio.



No hace muchas noches que en la Linea dieron unos miserables gritos subversivos. La alarma llamó la atención de las autoridades que pusieron á buen recaudo á los agresores. Es indispensable que el Gobierno no descuide por mas tiempo el armamento de la Milicia de esta ciudad. El partido liberal de la misma, patrióta de buena fe, hace cuanto puede procurándose algunos fondos sin gravar en nada los ya cardados presupuestos. Al efecto da funciones de novillos desempeñadas por naciona es para invertir su producto en vestuario y fornituras. Otro recurso hay nada gravoso para llevar á efecto el armamento. Existe por reales decretos la imposición de un derecho sobre todo el que pasa á Gibraltar sin carga por el muelle de Algecíras ó puerto de la Linea. Justísimo que ese portazgo que está en Algeciras lo apropie ella misma; pero ¿ Por qué razón ha de monopolizar y disponer de lo que se recauda en esta ciudad, como es lo de la puerta de la Linea? Su producto puede ser distinado para el armamento de esta Milicia que se equiparía completamente sin perjudícar al Estado.
 




                                                                     Luis Javier Traverso




Documento perteneciente a la Hemeroteca de la Biblioteca Nacional de España

No hay comentarios:

Publicar un comentario