viernes, 26 de julio de 2013

La Ciudad de La Línea adquiere aguas en 1930



La ciudad de La Línea, al acordar adquirir aguas para su abastecimiento, ha logrado una mejora perseguida durante          :-: :-:         treinta años         :-:  :-: 


                  

Muy discutido está siendo el acuerdo del Ayuntamiento de La Linea, acerca de la adquisición de los manantiales de "El Zarzalón", del término de Los Barrios; pero por muy discutido que el asunto sea, nada puede oponerse a la popularidad lograda por los actuales ediles que, dispuestos a legrar para su pueblo el máximo de beneficios, no han vacilado en destinar una parte del empréstito concertado para obras municipales, a completar la mejora más interesante para un pueblo que quiera ir al compás de los tiempos, modernizarse y dar la sensación de que no queda rezagado como tantos otros.

Muchas veces se ha dicho que sin dinero no hay posibilidad de hacer grandes cosas. Y ahí tenemos el ejemplo de nuestra capital que, de haberse circunscrito a las estrecheces de sus antiguos presupuestos, nada hubiere hecho para hermosear la ciudad, para obtener la propiedad de la conducción y demás instalaciones de la antigua Sociedad de Aguas, ni se hubiera hecho propietaria de las redes eléctricas, evitando, con ello, la instalación de nuevas fábricas, etc., etc.

La Línea, en esta ocasión, ha hecho más: Ha mejorado el empleo del dinero que había de gastar en obras nada reproductivas; y ha dado a ese dinero una inversión verdaderamente útil en dos aspectos: En el de utilidad general y en el de economía municipal.

Muchas, al parecer, han sido las protestas elevadas porque el acuerdo municipal se ha adoptado con precipitación. No ha habido tales carneros: Ni el acuerdo ha tenido nada de precipitado, ni de ilegal, ni contrario a ninguna de las disposiciones vigentes: Más elocuentes que nosotros han de ser los propios vecinos de La Linea, quienes, con rara unanimidad, descontando la media docena de eternos criticones, alimentados por personas interesadas en que el beneficio no se produjera, han aplaudido y aplauden el éxito de la jornada pasada.

Los propios periódicos de Gibraltar, tan atentos siempre a los intereses de la ciudad vecina a ellos, elogian este acto municipal, convirtiendo en sinceros y verdaderos elogios para el actual alcalde y para los actuales concejales, el silencio que en los primeros días de actuación, produjeron alrededor del Municipio linense.


El periódico "Nuestra Línea.", ha publicado el siguiente suplemento:

-DE INTERES GENERAL

Nuestro Ayuntamiento, en sesión de su pleno, de carácter extraordinario, y convocada exclusivamente para ese objeto, ha acordado el día cinco del actual, adquirir aguas en cantidad suficiente y de calidad excelente, previos los informes técnicos y análisis correspondientes, para el abastecimiento de La Linea.

El Ayuntamiento es propietario de los manantiales, de los derechos sobre las aguas alumbradas y por alumbrar y de los terrenos necesarios para depósitos, casas de guardas, servidumbre de conducción y demás preciso para el abastecimiento, desde el primer momento.

El acuerdo fué adoptado por 23 votos contra tres únicamente, de los 26 señores que forman la Corporación. Estos tres votos en contra fueron los de los señores don Ildefonso Gutiérrez Dueñas, don Fernando González Marrero y don Cristóbal Torres Rüiz.

Estos tres señores, además de don Manuel Chacón de la Mata, como presidente de la Asociación Patronal Mercantil y don Pedro García Fernández, como presidente del Círculo Mercantil, se han dirigido a la Superioridad protestando del acuerdo del Ayuntamiento.

Suponemos que tanto los señores de la Patronal como los socios del Círculo Mercantil que crean necesario para La Linea el abastecimiento de aguas se apresurarán a manifestar a dichas Sociedades su disconformidad con la campaña sistemática que se viene haciendo, para que quede demostrado y patente quienes son los enemigos de nuestro pueblo."

• * •

Con motivo de este acuerdo municipal, se han suscitado diversos incidentes en sociedades de carácter mercantil e industrial, incidentes que han llegado hasta los poderes públicos, acogidos unos por presuntos candidatos a ocupar el distrito en las futuras elecciones y otros por personas que, ajenas al pleito, pretenden poner de pantalla ciertos elementos que les puedan preparar el terreno para el día de mañana.

La Linea, y con ella su Ayuntamiento, dispuesto a colaborar con el Gobierno, no puede en modo alguno aceptar la intromisión de esos elementos extraños a ella y espera que, si alguna persona desea obtener de sus vecinos el apoyo para el triunfo electoral, no ha de lograrlo poniéndose enfrente de lo que considera sus legítimos intereses y su indiscutible derecho de aspirar a vivir bien, a vivir con sanidad, a vivir con los elementos necesarios para evitarse contingencias como las que el actual Ayuntamiento quiere evitar, llevando a la práctica una tan loable aspiración como la de tener agua en cantidad, si no suficiente, por lo menos bastante a evitar la penuria con que se vive hoy por la total falta de dicho elemento.

Y quienes otra cosa pretendan y a ello se opongan, con falsos alegatos, no podrán contar con la opinión sensata y sana de la ciudad de La Linea.

Otro día publicaremos, íntegra, la hoja, llena de sinceridad que  para salir al  paso de la Insidia y de la calumnia, ha publicado el actual alcalde de La Línea, don Francisco García Carrillo, limitándonos hoy a tomar de ella los dictámenes que. acerca de las aguas compradas, han sido oficialmente emitidos.

Helos aqui:

"Don Pedro de Anzorena y Saenz de Jubera, ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, con el diploma de Sanitario.

Certifica: Que en cumplimiento de las instrucciones recibidas del Excelentísimo Ayuntamiento de La Línea, se personó el día 4 de Mayo de 1930 en los manantiales situados en la finca de la Granja, propiedad de don Andrés OJeda Fernández, procediendo a los aforos de los manantiales allí existentes, arrojando un total de "seis mil setecientos veintiséis metros cúbicos", en las veinticuatro horas, procedentes de los distintos manantiales especificados en la relación que acompaña.

Asimismo dictamina: Que aunque efectuado el aforo en época que no coincide con la del máximo estiaje, dada la urgencia del asunto, sin embargo, por el conocimiento que tiene de aforos practicados en distintas épocas en las fincas colindantes, así como por la configuración del terreno y estructura de los manantiales, puede afirmarse que la cantidad de agua allí existente, es más que suficiente, para cuantas necesidades precise la población de La Línea, y se obtendrá un margen aun para su utilización en otras atenciones si se precisan.

—Y para que conste expido la presente en ciudad de La Linea de la Concepción a seis de Mayo de mil novecientos treinta.

Pedro de Anzorena y Saenz de Jubera, rubricado."

Además, las aguas están analizadas química y bacteriológicamente por el laboratorio del Instituto Provincial de Higiene, de Cádiz, que ha emitido los siguientes informes:

"Instituto Provincial de Higiene. 

Servicio de Laboratorio.—Número 357.—

Pueblo, Línea de la Concepción
—Servicio.—Remitente, Sr. Alcalde.—
Pertenece a manantiales de la Granja (Los Barrios).

—Análisis de agua. — 

Número de gérmenes en un c/c.-260.
No contiene coli en un c/c

—Cádiz 21 de Marzo de 1930.—El Jefe de la Sección, Dr. F. Camuyez, rubricado; V." B.", El Director.
E. González, rubricado.—Hay un sello en tinta que dice: "Instituto provincial de Higiene Cádiz.—Dirección.
-Instituto Provincial de Higiene. —

Servicio de Laboratorio. Núm. 82. 
Pueblo Línea de la Concepción.—Serviclo oficial.
Remitente. Sr. Alcade.—Pertenece a los manantiales de la Granja (Los Barrios).

Análisis químico de agua. 

Grados hidrotimétrico. 1
Residuo fijo por evaporación a 180 : 50.60 miligramos.
Residuo fijo, por calcinación al rojo sombra. 42,60. 
Residuo Cloro expresado en cloruro sódico 35.08. 
Residuo Acido Sulfúrico expresado en oxigeno 1.12 
Residuo. Amoniaco por reacción directa 0.00
Amoniaco por destilación. 0.00.
Amoniaco albuminoideo 0.00. 
Acido nitroso. 0.00. 
Acido nítrico. 0.20 miligramos.

 Reúne las condiciones exigidas en el Real Decreto de 17 de Septiembre de 1920 y en Reglamento de Sanidad Municipal.

—Cádiz 21 de Marzo de 1930.—El Jefe de la Sección, ilegible.
 Visto Bueno
el Director, Eustaquio González. Hay un sello en tinta que dice: Instituto Provincial de Higiene. Dirección.—Cádiz."


   Luis Javier Traverso








Publicado en el Periódico El Noticiero Gaditano del 13 de junio de 1930
Documento del Archivo de la Prensa Histótica de la Biblioteca Nacional de España.

jueves, 25 de julio de 2013

En La Línea surge el Político que no quiere ser Cacique

El Noticiero Gaditano del Sábado 21 de julio de 1923


D. Fernando González (Fernandito llaman en La Linea, al hombre corpulento, corpulentamente bueno y corpulentamente generoso) ha dejado de ser Alcalde de La Línea, por no querer convertirse en cacique.

Políticos que discurseen y escriban contra el caciquismo, hay muchos, pero, convengamos en que no abundan los que efectivamente llevan a la práctica sus predicaciones.

En momentos de urgencia para la vitalidad de un partido recién llamado al Poder, fue elevado a la Alcaldía linense, el que, cortos meses después, abandona el puesto, seguramente asqueado por los procedimientos a
que querían arrastrarle.

D. Fernando González, anhelante de la prosperidad de su pueblo, del pueblo que vino a regentar, creía sinceramente en posibilidades rectas, que luego vio como querían los de arriba, convertirlas en todo lo contrario.

Suponía don Fernando González, que pasado el momento electoral, en que las realidades de los turnos gubernativos de España, obliga a determinadas actuaciones transitorias, quedaría en libertad de administrar sin prevenciones ni prejuicios. Creía que tras la obligada tempestad, prospera en sedimentos rencorosos, una calma de administración ecuánime y próspera, actuaría compensadoramente haciendo olvidar lo que a todos olvidar interesaba. Pero no fue así; no se quiso que fuera así.

Había que continuar persiguiendo; había que seguir desolando hogares; había que vivir eternamente en una sementera de odios, privando de agua y fuego, a cuantos no vitorean las excelencias de la «buena nueva>... y para esto, no servía el hombre corpulento, corpulentamente bueno y corpulentamente generoso.

Ha dimitido. Le ha sido aceptada la dimisión. Un jardinero, ha sido nombrado alcalde de un pueblo de más de setenta mil habitantes. El manejo de los instrumentos de poda, ha debido ser su mejor título para escalar la alcaldía. La podadera y el armocafre; han sustituido a la vara de Pedro Crespo.

La sangre de muchos fracasados en Cádiz, va a servir de injerto en La Línea, bajo la égida del jardinero hecho alcalde. Un injerto que trasciende a colonización. Ya trabaja el segur y la hoz. Ni aun las plantas más lozanas, merecerán respeto, y en sus arriates, flores anémicas de otras latitudes, van a librar la sabia de un pueblo trabajador, que tiene derecho, cuando menos, a ser él quien disfrute de bu propia usufructuación.


   Luis Javier Traverso





Documento del Archivo de la Prensa Histótica de la Biblioteca Nacional de España.

sábado, 6 de julio de 2013

El secreto de "la Calesa"

(Gaceta del 21 de Julio.)

MINISTERIO DE HACIENDA.

Ilmo. Sr.: Visto el expediente instruido en esa Dirección general a consecuencia del incidente ocurrido el día 14 de Octubre último al reconocer en la Aduana del Campo de Gibraltar el secreto de una calesa, a cuya apertura se opuso el conductor del vehículo :

Resultando que habiéndose presentado al despacho procedente del citado punto de Gibraltar una calesa de propiedad de D. Antonio Gil Vargas, requerido que fue este por el Administrador de la Aduana para que abriera un secreto cuya existencia había sido previamente denunciado, se opuso terminantemente a ello negando su existencia :

Resultando que en vista de semejante oposición dispuso el Administrador la rotura de algunas de las tablas que constituían el secreto, cuyo resorte no había sido posible descubrir:

Resultando que una vez descubierto el fondo oculto, apareció sin efecto alguno de fraude:

Resultando que el dueño del vehículo acudió a los Tribunales de justicia reclamando daños y Perjuicios; demanda que fue estimada, imponiendo en definitiva una pena pecuniaria al Administrador de la Aduana:

Considerando que los muchos conflictos de este género que ocurren en el Campo de Gibraltar han demostrado la necesidad de fijar una legislación que precise hasta donde llegan los deberes y derechos de la Administración en materia de reconocimientos:

Considerando es conveniente y aun necesario armonizar los derechos de propiedad de los ciudadanos con las disposiciones fiscales que tienen por fundamento evitar se defrauden los intereses públicos representados por los rendimientos del impuesto de Aduanas:

Considerando que los productos de este impuesto no podrían hacerse efectivos si no se concede a los funcionarios encargados de su recaudación medios de cerciorarse de la exactitud de los reconocimientos que están llamados a practica;

S.M. el Rey (Q. D. G.), conformándose con lo propuesto por V. I., y de acuerdo con lo informado por las
Secciones de Hacienda y Ultramar y Estado y Gracia y Justicia del Consejo de Estado, ha tenido a bien disponer se adicione el art. 44 de las Ordenanzas de Aduanas en la forma siguiente:

« Los empleados encargados de la percepción del impuesto de Aduanas no tendrán restricción alguna para asegurarse de la exactitud de las operaciones que deban practicar, y los importadores de mercancías u otros efectos se hallan obligados a exhibir en la Aduana cuantas conduzcan; teniendo el deber de presentar abiertos para su reconocimiento, no tan sólo los bultos de que sean dueños o conductores, sino también todos los espacios huecos que tengan aquellos o los vehículos que deban ser reconocidos. Al efecto los empleados deberán dirigir cortés invitación a los dueños o conductores; y si estos se negasen a cumplir el deber que se les impone, tendrán aquellos el derecho de proceder, no sólo a la apertura, sino también a la destrucción de todo falso fondo que pueda oponerse a adquirir la certidumbre de que el espacio hueco oculto no contiene objeto alguno que deba pagar derechos, sin que tal proceder pueda dar derecho a reclamación por los daños que forzosamente se hubieren causado en las mercancías o trasportes.»

De Real orden lo digo a V. I. para su cumplimiento. Dios guarde a V. I. muchos años. Madrid 10 de Julio de 1872.—Ruiz Gómez.— Sr. Director general de Aduanas.


Encontrado publicado en el Boletín Oficial de la provincia de Tarragona nº 179 del 27 de julio de 1871

   Luis Javier Traverso







Documento en la Hemeroteca Digital de la Biblioteca nacional de España.

jueves, 4 de julio de 2013

Poder de Felipe V a Luis XIV para la Paz con Inglaterra 1711

 En el Periódico La Crónica de Menorca del jueves 14 de abril de 1870 aparece el siguiente artículo:


DOCUMENTO IMPORTANTE.

 Hoy que llama la atención de todos los buenos españoles la cuestión de Gibraltar, nos parece muy oportuno reproducir el poder, que Felipe V otorgó, a su abuelo Luis XIV, para que en su nombre ajustara la paz con Inglaterra y demás Estados, con el objeto de ilustrar la opinión pública y desmentír a la vez  los que aseguran que eL duque de Anjou, autorizó a Luis XIV para que cediera la plaza de Gibraltar.

Dice así:

«Felipe, por la gracia de Dios, rey de Castilla, de León, de Aragón, etc.

Habiéndonos comunicado el rey muy cristiano, nuestro hermano y abuelo, por medio del Marqués de Bonnac, su.enviado, extraordinario acerca de nosotros, la disposición de la reina de la Gran-Bretaña y de los Estados generales de las provincias unidas, para la apertura de una negociación que conduzca a una paz verdadera y general, y que a este efecto estas dos potencias han señalado la ciudad de Utrech para residencia del Congreso que debe establecerla, y que la apertura del mismo ha de verificarse el 12 del mes de Enero próximo: pero que nuestros plenipotenciarios no serán admitidos en el dicho Congreso hasta que los extremos que puedan  interesarnos hayan sido ajustados; aunque esta conducta debe parecer extraordinaría a la Europa, puesto que somos la parte principal en esta guerra, el ardiente deseo que tenemos de contribuir al restablecimiento de la tranquilidad de la Europa, por medio de una paz general, firme y estable, nos ha llevado a dar, como damos la presente, pleno poder al rey de Francia, nuestro hermano y abuelo, cuya amistad y cuidados por nuestros intereses, tenemos una plena confianza a fin de que en nuestro nombre y de parte nuestra trate y convenga los puntos preliminares de paz con la reina de la Gran-Bretaña y los Estados generales de las provincias unidas, de la manera que sea necesario y conveniente para bien de nuestros intereses y de nuestros subditos.

«Bien entendido que exceptuamos en todos los casos, todos nuestros reinos y provincias de las Españas y de las Indias,» de lo que no « permitiremos ni consentiremos jamás que se haga alguna desmembración ó separación, ni aun de la parte mas mínima. » Consentimos en que el comercio de los subditos de las dos dichas potencias con nuestros reinos de España é Indias, sea restablecido hecha la paz, sobre el pié y con todas las ventajas que han tenido y gozado al morir Carlos II nuestro tío, sobre cuyos extremos, nuestros plenipotenciarios, cuando sean admitidos al Congreso, podrán explicarse más detalladamente a satisfacción de las dos potencias; y prometemos por nuestra real palabra, cumplir, aprobar, y ratificar todo lo que el rey muy cristiano, nuestro hermano y abuelo, haya tratado, convenido y cedido, «en virtud de conformidad de nuestro presente pleno poder,» con la reina de la Gran-Bretaña y los Estados generales de las provincias unidas.

 En fé de lo cual firmamos la presente con nuestra propia mano; y con la contraseña de nuestro secretario de Estado y señada con nuestro sello secreto.

 Dado en nuestra villa de Madrid, reino de Castilla el 28 de Diciembre de 1711.—Firmado, Felipe V.

—(Más abajo) Joséph Grimaldo. »

Como se vé, el soberano francés no fué autorizado para ceder a la Gran-Bretaña la plaza de Gibraltar. Además, Felipe V no fué autorizado por las Cortes españolas para otorgar a Luis XIV el poder que dejamos trascrito.
 
Téngase todo en cuenta para el dia en que se entablen las negociaciones diplomáticas para obtener la restitución de Gibrallar.—

«Antonio Fernandez y García.»—(Gibraltar.)»








   Luis Javier Traverso







Documento en la Hemeroteca Digital de la Biblioteca nacional de España.

Naufragio en la Atunara en 1886

Gibraltar, 13 (3'10)


Esta mañana a las nueve aproximadamente se supo que tres buques, uno de ellos español, corrían peligro de inminente naufragio en las inmediatas aguas de la Atunara. La noticia llegó a conocimiento de nuestro consul, señor Valladares, y como en la línea no hay  aparatos ni medios de salvamento, aviso a las autoridades esta plaza, que inmediatamente mandaron poco necesario para salvar del peligro de dichos buques. Yo fui a lugar donde ha varado el español que es el bergantín la Casa, de la matrícula de Ribadeo, un cargamento de sal para la Habana. Cuatro de sus tripulantes se han salvado ya, y es de esperar que se salvaran  los ocho restantes.

Los siguientes confirman y amplia lo anterior.


Algeciras, 13 (12'40)


El Comandante General del Campo a los Ministros de la Gobernación y Estado:

El temporal desechos de anteanoche hizo embarrancar en la playa de La Línea al brik barca española La Casa Capitán don José Rodríguez, al vapor inglés Sichidar, Capitán Fracerq, y bergantin Cajico del ingles Etalsraad. Los auxilios prestados por la autoridad militar de La Línea con fuerzas de la guarnición y las autoridades Gibraltar, con nuestro cónsul y algunas tropas inglesas y ocho bravos pescadores españoles han logrado salvar a todas las tripulaciones, excepto al capitán Rodríguez y un maquinista inglés víctimas de la impaciencia. Al primero  lo arrojaron las olas  a la playa.


Gibraltar,13 (12'30 t.)

Ministros de Marina y Estado.

Autoridades de La Línea incoan  a diligencias sobre naufragio del bergantín Casas, para remitirlas al juzgado de San Roque, tripulación recogida por dichas autoridades, barca abandonada; espérase orenes para intentar remolque de todo. He dado conocimiento la Comandancia General del Campo y Comandancia Militar de MArina de  Algeciras. Participo también a usted, con gran satisfacción, que trabajando todo el día sin resultado por el estado del mar el aparato de salvamento esta plaza a favor del vapor inglés Cajico, el peligro era cada vez mayor y aproximándose la noche, 11 marineros españoles de la Atunara con autorización pedida al Gobernador de esta plaza, presente todo el día en el lugar del siniestro, con inminente peligro de sus vidas lograron salvar en un bote a 18 de los náufragos ingleses, pereciendo solamente el tercer maquinista, porque, falto de fuerzas al embarcarse en el bote, cayó al mar, desapareciendo instantáneamente. Nuestros heróicos marineros fueron aclamados unánimemente y el Gobernador los felicito con entusiasmo. Un oficio de hoy repito a V. E. nota de dichos marineros, que recomiendo su bondad y consideración.

      El Cónsul de España



La Correspondencia de España del 13 de marzo de 1886





   Luis Javier Traverso







Documento en la Hemeroteca Digital de la Biblioteca nacional de España.

martes, 2 de julio de 2013

La Prensa crítica la actuación del General Lara en la Aduana de La Línea 1849

El Clamor Público del  03 de enero de 1849



 Las noticias que hemos recibido de Gibraltar sobre el contrabando que se introduce por el campo del mismo en el territorio español, son de tanta gravedad, que nos obligan a dirigir al gobierno las siguientes preguntas:

¿Por qué se sobreseyó en 24 horas la causa abierta al polaco Odorisky, con la circunstancia de pasar del sitio de su arresto a la mesa del General Lara, para ser colmado de distinciones?

¿Será que lograse probar patentemente su inocencia?

¿Cuál fué el nuevo servicio que hizo al polaco acreedor al mando que se le confio desde su rehabilitación hasta su marcha a Barcelona?

¿Se debió a su influjo la colocación dada en la línea de Gibraltar al cabo Calderón, poniendo bajo sus ordenes a militares de mayor graduación?

¿Fué entonces cuando se establecio entre otros el derecho de cobrar cinco reales vellón sobre cada pieza de algodón inglés?

¿Se estableció este derecho solo con el objeto de levantar valores para cubrir las necesidades de la renta de tabacos?

Si estos valores no ascienden mas que a 3,000 reales vellón mensuales, ¿que se hace de la diferencia considerable que se recauda cuya suma no debe bajar de 1,000 reales diarios?

¿En qué concepto se permitió recaudar tan cuantioso arbitrio al Calderón en persona sin registro ni otra intervención por espacio de cinco meses?

¿Cuáles son las circunstancias del contrabando cogido en las inmediaciones de San Roque y en Guadarranque en la noche del 3 del pasado?

¿Se ha instruido el oportuno sumario para averiguar quién dio la muerte al soldado de carabineros que pereció en la refriega?

Llamamos la atención del gobierno sobre estas preguntas, para que proceda con escrupulosa eficacia a la averiguación de los hechos.




El Clamor Público del  05 de enero de 1849


Señores redactores del Clamor Público.

Muy señores míos: En el número 1384 del periódico que Vds. redactan, he leído las pregunta que se sirven dirigir al gobierno de S. M. con motivo de la gravedad de las noticias que han recibido de Gibraltar acerca del contrabando que  por el Campo de San Roque se introduce en el territorio español. Entre ellas hay una solamente que tiene relacion con mi respetable amigo el señor General Lara, por quien estoy autorizado para asegurar que es inexacto cuanto manifiesta a Vds. su corresponsal en la citada plaza. El comandante de Carabineros Orodisky nunca se sentó á la mesa del citado general, ni recibió de él mas distinciones que los demás jefes y oficiales de la guarnición.

El arresto que el espresado comandante sufrió en su casa, no fue a consecuencia de contrabando como a Vds. les han hecho creer, sino por una falta puramente militar. Por consiguiente, como es natural, cumplido que fué, volvió a desempeñar las funciones de su destino.

En cuanto a la colocación de individuos y distribucion del servicio, sabido es que es cosa peculiar de los jefes del resguardo corno responsables que son de ello.

Respecto s los demás estremos, que abrazan  las mencionadas preguntas, puedo asegurarles tambien como natural y vecino que soy de aquel pueblo cual tengo la honra de representar en el Gobierno de los diputados, que adolecen igualmente las mismas inexactitudes, y para probarlo, basta tener en cuenta, a falta de otras circunstancias, de quien los comunica es un sujeto residente en Gibraltar.

Concluyo, pues, asegurando a Vds. que la conducta franca y noble observada por el digno General Lara durante su permanencia en Algeciras, como la finura y amabilidad que le distinguen han granjeado la estimación de todos los hombres honrados, sin distinción de clases ni de partido. En corroboración de lo que afirmo en las líneas que anteceden, apelo a todos los habitantes del Campo sin temor de que puedan desmentirme en lo mas mínimo.

Soy de Vds., señores redactores, atento S. Q. S. M. B.

Juan Blanco del Valle,

Madrid 4 de enero de 1849




   Luis Javier Traverso







Documento en la Hemeroteca Digital de la Biblioteca nacional de España.