jueves, 4 de julio de 2013

Naufragio en la Atunara en 1886

Gibraltar, 13 (3'10)


Esta mañana a las nueve aproximadamente se supo que tres buques, uno de ellos español, corrían peligro de inminente naufragio en las inmediatas aguas de la Atunara. La noticia llegó a conocimiento de nuestro consul, señor Valladares, y como en la línea no hay  aparatos ni medios de salvamento, aviso a las autoridades esta plaza, que inmediatamente mandaron poco necesario para salvar del peligro de dichos buques. Yo fui a lugar donde ha varado el español que es el bergantín la Casa, de la matrícula de Ribadeo, un cargamento de sal para la Habana. Cuatro de sus tripulantes se han salvado ya, y es de esperar que se salvaran  los ocho restantes.

Los siguientes confirman y amplia lo anterior.


Algeciras, 13 (12'40)


El Comandante General del Campo a los Ministros de la Gobernación y Estado:

El temporal desechos de anteanoche hizo embarrancar en la playa de La Línea al brik barca española La Casa Capitán don José Rodríguez, al vapor inglés Sichidar, Capitán Fracerq, y bergantin Cajico del ingles Etalsraad. Los auxilios prestados por la autoridad militar de La Línea con fuerzas de la guarnición y las autoridades Gibraltar, con nuestro cónsul y algunas tropas inglesas y ocho bravos pescadores españoles han logrado salvar a todas las tripulaciones, excepto al capitán Rodríguez y un maquinista inglés víctimas de la impaciencia. Al primero  lo arrojaron las olas  a la playa.


Gibraltar,13 (12'30 t.)

Ministros de Marina y Estado.

Autoridades de La Línea incoan  a diligencias sobre naufragio del bergantín Casas, para remitirlas al juzgado de San Roque, tripulación recogida por dichas autoridades, barca abandonada; espérase orenes para intentar remolque de todo. He dado conocimiento la Comandancia General del Campo y Comandancia Militar de MArina de  Algeciras. Participo también a usted, con gran satisfacción, que trabajando todo el día sin resultado por el estado del mar el aparato de salvamento esta plaza a favor del vapor inglés Cajico, el peligro era cada vez mayor y aproximándose la noche, 11 marineros españoles de la Atunara con autorización pedida al Gobernador de esta plaza, presente todo el día en el lugar del siniestro, con inminente peligro de sus vidas lograron salvar en un bote a 18 de los náufragos ingleses, pereciendo solamente el tercer maquinista, porque, falto de fuerzas al embarcarse en el bote, cayó al mar, desapareciendo instantáneamente. Nuestros heróicos marineros fueron aclamados unánimemente y el Gobernador los felicito con entusiasmo. Un oficio de hoy repito a V. E. nota de dichos marineros, que recomiendo su bondad y consideración.

      El Cónsul de España



La Correspondencia de España del 13 de marzo de 1886





   Luis Javier Traverso







Documento en la Hemeroteca Digital de la Biblioteca nacional de España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario