jueves, 4 de julio de 2013

Poder de Felipe V a Luis XIV para la Paz con Inglaterra 1711

 En el Periódico La Crónica de Menorca del jueves 14 de abril de 1870 aparece el siguiente artículo:


DOCUMENTO IMPORTANTE.

 Hoy que llama la atención de todos los buenos españoles la cuestión de Gibraltar, nos parece muy oportuno reproducir el poder, que Felipe V otorgó, a su abuelo Luis XIV, para que en su nombre ajustara la paz con Inglaterra y demás Estados, con el objeto de ilustrar la opinión pública y desmentír a la vez  los que aseguran que eL duque de Anjou, autorizó a Luis XIV para que cediera la plaza de Gibraltar.

Dice así:

«Felipe, por la gracia de Dios, rey de Castilla, de León, de Aragón, etc.

Habiéndonos comunicado el rey muy cristiano, nuestro hermano y abuelo, por medio del Marqués de Bonnac, su.enviado, extraordinario acerca de nosotros, la disposición de la reina de la Gran-Bretaña y de los Estados generales de las provincias unidas, para la apertura de una negociación que conduzca a una paz verdadera y general, y que a este efecto estas dos potencias han señalado la ciudad de Utrech para residencia del Congreso que debe establecerla, y que la apertura del mismo ha de verificarse el 12 del mes de Enero próximo: pero que nuestros plenipotenciarios no serán admitidos en el dicho Congreso hasta que los extremos que puedan  interesarnos hayan sido ajustados; aunque esta conducta debe parecer extraordinaría a la Europa, puesto que somos la parte principal en esta guerra, el ardiente deseo que tenemos de contribuir al restablecimiento de la tranquilidad de la Europa, por medio de una paz general, firme y estable, nos ha llevado a dar, como damos la presente, pleno poder al rey de Francia, nuestro hermano y abuelo, cuya amistad y cuidados por nuestros intereses, tenemos una plena confianza a fin de que en nuestro nombre y de parte nuestra trate y convenga los puntos preliminares de paz con la reina de la Gran-Bretaña y los Estados generales de las provincias unidas, de la manera que sea necesario y conveniente para bien de nuestros intereses y de nuestros subditos.

«Bien entendido que exceptuamos en todos los casos, todos nuestros reinos y provincias de las Españas y de las Indias,» de lo que no « permitiremos ni consentiremos jamás que se haga alguna desmembración ó separación, ni aun de la parte mas mínima. » Consentimos en que el comercio de los subditos de las dos dichas potencias con nuestros reinos de España é Indias, sea restablecido hecha la paz, sobre el pié y con todas las ventajas que han tenido y gozado al morir Carlos II nuestro tío, sobre cuyos extremos, nuestros plenipotenciarios, cuando sean admitidos al Congreso, podrán explicarse más detalladamente a satisfacción de las dos potencias; y prometemos por nuestra real palabra, cumplir, aprobar, y ratificar todo lo que el rey muy cristiano, nuestro hermano y abuelo, haya tratado, convenido y cedido, «en virtud de conformidad de nuestro presente pleno poder,» con la reina de la Gran-Bretaña y los Estados generales de las provincias unidas.

 En fé de lo cual firmamos la presente con nuestra propia mano; y con la contraseña de nuestro secretario de Estado y señada con nuestro sello secreto.

 Dado en nuestra villa de Madrid, reino de Castilla el 28 de Diciembre de 1711.—Firmado, Felipe V.

—(Más abajo) Joséph Grimaldo. »

Como se vé, el soberano francés no fué autorizado para ceder a la Gran-Bretaña la plaza de Gibraltar. Además, Felipe V no fué autorizado por las Cortes españolas para otorgar a Luis XIV el poder que dejamos trascrito.
 
Téngase todo en cuenta para el dia en que se entablen las negociaciones diplomáticas para obtener la restitución de Gibrallar.—

«Antonio Fernandez y García.»—(Gibraltar.)»








   Luis Javier Traverso







Documento en la Hemeroteca Digital de la Biblioteca nacional de España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario