sábado, 31 de agosto de 2013

Legalización de los Terrenos de la Línea de Contravalación

DELEGACIÓN DE HACIENDA
DE LA
PROVINCIA DE CADIZ.

En Real orden de 8 Noviembre de 1882, en vista de expediente instruido sobre los terrenos que al Estado pertenecen en la zona militar de contravalación frente a Gibraltar, los cuales fueron entregados a la Hacienda en 12 de Marzo de 1870, con el fin  legalizar la situación de los que abusivamente tienen terrenos en dicha zona, se dice, entre otras cosa lo siguiente:

"Considerando que por el mismo carácter de abusivas que tuvieron aquellas autorización es dejaron expuestos a los agraciados a ser privados y desposeídos de su capital y arrojados de sus viviendas en el momento mismo en que el ramo de guerra dispusiese el establecimiento de su campo militar, ó que la Hacienda con arreglo s las leyes, mandase enajenar los terrenos que le fueron entregados como una propiedad nacional:

 Considerando que la situación en que se hallan constituidos los actuales poseedores de los prédios abusivamente ocupados, ya sean rústicos ó urbanos, pagaran o no censo a las autoridades militares; les priva de todo derecho de propiedad, porque ni se les ha trasmitido ninguno de los dominios por los poderes públicos legítimos, ni el Estado ha podido ser privado de ellos manteniendo, como ha mantenido su posesión, primero por el Ministerio de la Guerra y después por la  Hacienda.

Considerando que a tal situación reducidos los poseedores de las fincas, aunque las hayan adquirido de buena fé, solo aplicando por equidad al caso presento los beneficios de la ley de roturaciones de 1855 pueden llegar a ser dueños en pleno dominio, sí comprendiendo sus intereses se acogen a ella, como roturadores arbitrarios:

Considerando que la Hacienda debe huir de los procedimientos judiciales, cuando no sea absolutamente preciso acudir a ellos para reivindicar las propiedades y derecho del Estado, después de agotada la vía gubernativa; S. M. el Rey (q D. g.) de conformidad con lo propuesto por ese Centro directivo, se ha servido disponer.

Primero; que por la autoridad económica de la provincia se remita al registro de la Propiedad el acta de incautación de los terrenos que pertenecen al Estado en la zona de contravalación para que se haga la correspondiente inscripción, interesándolo que dé conocimiento de los que ofreciesen dificultad legal para que aquella se verifique, a fin de que por la Delegación se instruya el oportuno expediente para remover las causas que a ello se opongan con arreglo a la ley hipotecaria:

Segundo; que haciendo gracia de los beneficios de la Ley de 6 de Mayo de 1855 a los ocupadores de la zona militar de que se halla incautada la Hacienda, se les autorice para legitimar la propiedad de sus respectivos predios, arbitrariamente ocupados ó roturados dentro de ella, siempre que reconozcan a favor del Estado el canon establecido en el artículo 3.º de la ley: 

Tercero; que se autorice con este fin al Delegado de Hacienda en la provincia de Cádiz, para el otorgamiento de escritura de reconocimiento con arreglo a las leyes:

Cuarto; que habiendo consideración a la época en que fueron abusivamente cedidos, ú ocupados los terrenos que corresponden al Estado, no se les exijan a los actuales poseedores mas decursas que las vencidas desde la fecha en que se incauto de ellas la Hacienda:

Quinto; que si surgieran algunas dificultades al verificarse los actos de legitimación expresados, ó se negasen algunos de los favorecedores en ella al reconocimiento y pago del canon que la ley determina, se instruyan las procedentes diligencias o se continúen los expedientes que se instruyeron a cada uno do los individuos que tenían las casas, chozas, barracas ó haciendas el 2 de Junio de 1865, remitiendo las diligencias, ó los expedientes ampliados, a la resolución superior.

De Real orden lo digo a V. I. para los efectos convenientes. 

Para cumplir lo mandado en la expresada Real orden de 8 de Noviembre de 1882, esta Delegación ha dictado las disposiciones siguientes:

1.ª Se invita a todos los que hoy están en posesión de terrenos del Estado en los términos municipales de San Roque y La Linea de la Concepción, concedidos por la Comandancia general del Campo de Gibraltar, hasta el 12 de Marzo de 1870, desde cuyo día el ramo de Guerra hizo entrega a la Hacienda para que el plazo que media hasta 30 de Noviembre venidero presenten en esta Delegación instancia en papel del sello correspondiente, pidiendo acojerse a los beneficios que les han sido concedidos, expresando la clase del edificio que poseen, su situación. lindero y cabida.

2.ª Los que con posterioridad al 12 de Marzo de 1870, desde cuyo día solo al ramo de Hacienda le corresponde entender en cuanto se relacionen con dichos terrenos, estén en posesión de ellos por actos de su propia voluntad ó por concesiones abusivas de las municipalidades, también presentarán sus peticiones de reconocimiento acompañando copia de los acuerdos de concesión el que lo tenga, expresando si han abonado cantidad alguna y en que concepto:

3.ª Con estos antecedentes la Delegación aplicará los beneficios de la Real orden previa tasación, solo de los terrenos para la fijación del canon, verificándose la operación por el perito que designe la Administración cuyo acto intervendrá; concurriendo el interesado, el cual es responsable de los gastos que causen como realizados en su provecho
.
4.ª Las anteriores prevenciones no comprende a los que en la ciudad de Tarifa han construido ó utilizado los terrenos y lienzo de cortina de sus murallas, entregados a la Hacienda en 6 de Abril de 1870, según inventario valorado, autorizado en nombre de la misma por el Administrador do Propiedades y Derechos del Estado en dicha plaza, sobro cuyo extremo se resolverá lo conveniente tan luego como por el mencionado Administrador y en su caso la municipalidad den las explicaciones convenientes.

Lo que he dispuesto se inserte en el Boletín Oficial de la provincia para la debida publicidad, sin perjuicio de
la tirada especial que se hace de esta Circular. A fin de que lleguen a conocimiento do todos los que tienen terrenos en el pueblo de La Linea de la Concepción, La Tunara, Espigón de San Felipe, Campamento, Puente Mayorga y Guadarranque, bien sea por conducto de los Sres. Alcaldes de San Roque y La Linea, por los pedáneos de sus respectivos términos, por los funcionarios de Hacienda y aun directamente a los mismos interesados, para evitar el que sean sometidos a la formación de expedientes, por la negativa tácita al reconocimiento en el mero hecho de no presentar la petición, por mas que aun sin dar tanta publicidad no serviría de disculpa la ignorancia después de inserta esta disposición en el Boletín oficial de la provincia.

Cádiz 29 de Octubre do 1883:-
E1 Delegado de Hacíenda, José de Portillo.





   Luis Javier Traverso








Publicado en el Revistas Eco de Ceuta del 22 de noviembre de 1883
Documento del Archivo de la Prensa Histórica de la Biblioteca Nacional de España.

Una Intentona Ignorada contra Gibraltar en 1804

Artículo publicado en la revista Europa del 06 de enero de 1876


I

Es ya general en España el convencimiento de que D. Manuel Godoy, el célebre valido de Carlos IV, trató de justificar su elevación, tan infundada como rápida, con una conducta, si no hábil, patriótica al menos, y leal para con sus obcecados protectores.

La publicación de sus Memorias y, después, el juicio de sus actos, haciéndose imparcial a medida del tiempo, han venido a demostrar la pasión con que sus detractores le acusaron ante la opinión pública, exacerbada por la decadencia, cada día más visible, de nuestra patria.

No era hábil; ni como militar, porque le faltaban instrucción y experiencia, ni como hombre de Estado, debiendo figurar en la categoría de los que ahora se ha dado en llamar hombres listos único fruto que produce, hace mucho tiempo, nuestro desgraciado país.

Esa cualidad le arrastró a lo que a tantos en España, a la política personal; creyéndola, quizás de muy buena fe, compatible con la nacional para cuyo ejercicio se le llamaba al poder, y con la real, sobre todo, que sus favorecedores consideraban no poderse encomendar a manos más hábiles. La adulación, creando en él la soberbia que llegó a caracterizarle, le indujo más tarde a suponer que en su persona se apoyaba la máquina toda del gobierno de España, y que sólo en él existían fuerzas bastantes para impulsarla y los resortes que debían moderarlas según las cada día más difíciles circunstancias en que iba con su impericia comprometiendo ala Nación.
Y, hay que reconocerlo, la comprometía en razón de la violencia del estímulo que le aguijoneaba para ir justificando los favores crecientes de que era objeto, empujándole por el camino peligrosísimo de las aventuras, hacia el que es tan fácil atraer a los españoles, siempre anhelantes de la gloria que, afortunadas ó tristes, proporcionan.

La guerra es uno de esos caminos; y la llamada de la República y la de Portugal demuestran cuan fácilmente se engolfaba en él, á pesar de las dificultades que siempre ofrece y contra los consejos que recibió, los más fundados y sanos. Las alianzas dirigían a otro, que tomaba con una precipitacion y una veleidad rayando en demencia; y los tratados que celebró con la Francia, a la vez que torpeza, y de las más insignes, revelan cómo buscaba el acrecentamiento de su fortuna, procurando ligarla a los intereses de los que con sus hazañosas empresas parecían deber aspirar a la mayor influencia en Europa.

Siempre manifestó aborrecimiento a los ingleses, después, sobre todo, de la infructuosa empresa de Tolón; y en ese odio, como en el deseo de hacerse popular vengando uno de los ultrajes más crueles que nos han inferido, aun siendo tantos y tan bochornosos, hay que buscar la razón del, para Godoy, brillante y serio proyecto a que se refiere el presente escrito.

Él nos demostrará, así como una candidez en todo hombre de Estado inconcebible, el celo patriótico del célebre valido y sus aspiraciones a con grandes golpes de fortuna hacer olvidar lo irregular de su elevación.

lunes, 26 de agosto de 2013

Salvando Algeciras hundiendo a La Línea en 1891

Cuando se escribió el articulo "La Ruina de Algeciras", habían pasado 21 años  desde que el pueblo de La Línea de la Concepción se había separado del de San Roque y  desde entonces estamos pagando el olvido y dejadez, consecuencia de ser frontera con Gibraltar, por parte del Estado. El artículo que transcribo es vivo reflejo de ello. Creo que ya es hora de resarcir, por parte del Estado, al Pueblo de La Línea de la Concepción.

Artículo publicado en el periódico en "El Correo Militar" del 08 de octubre de 1891:

LA RUINA DE ALGECIRAS

Sentencia de muerte para dicha ciudad será la construcción del ramal de ferrocarril que, partiendo de los pueblos de la línea de Gibraltar, vaya a unirse en San Roque con la vía férrea, pronta a terminarse entre Bobadilla y Algeciras, y destinada a enlazar los puertos mas notables del litoral andaluz, porque anulará para siempre a esta última población, destruyendo el brillante, merecido y legitimo porvenir que la ofrece el ser cabeza de tan importante vía de comunicación, como puesto avanzado de nuestras relaciones comerciales con Marruecos. Basta fijar la atención en el Mapa, para apreciar en toda su magnitud la inconveniencia y el perjuicio que a España irrogaría el funesto ramal, que combatimos y combatiremos con toda la energía del más acendrado patriotismo, en todos conceptos, así en el militar, como en el comercial y económico.

Al recorrer en semicírculo el litoral de la Bahía de Gibraltar, llegaría todo el trafico de consideración que en aquella región de Andalucía ha de hacerse por la linea férrea de Malaga a Bobadilla y Algeciras a la plaza en que, para baldón nuestro, ondea la bandera inglesa, desviándole por completo de la ciudad algecireña, que no se halla ni se hallará durante mucho tiempo en condiciones de competir con Gibraltar, a causa de las deficiencias de su puerto, en que la habitual desidia española es causa de que no se hayan hecho las obras necesarias para darle inmejorables condiciones.

La circunstancia de ser inglesa ta compañía Constructora del ferrocarril de Bobadilla a Algeciras contribuirá no poco a este resultado, porque es natural que se preocupe poco o nada de los intereses españoles, y si de los de su nación.

Con esa apatía y falta absoluta de iniciativa para toda empresa de alguna importancia, con esa estrechez de miras de los capitalistas españoles qne, con raras excepciones, tan sólo saben emplear los capitales en préstamos al Tesoro publico o los particulares, esa linea férrea del litoral andaluz pertenece en absoluto a una sociedad inglesa, ingleses son sus empleados e inglés el material.

Es, por lo tanto, lógico que encauce, si llega a construirse el ramal de San Roque a La Linea, todo el movimiento mercantil por éste, valiéndose al efecto, de un oportuno arreglo de tarifas que haga para los traficantes preferible llevar sus mercancías a La Línea, que no a Algeciras. Aun sin emplear ese recurso, mientras el puerto de Algeciras tenga un muelle insignificante y pequeño, y no se construyan otros capaces y suficientes que le pongan al abrigo de viento Este, que viene a ser su padrastro; en tanto que carezca de fondeaderos para buques de alto bordo, una vez construido el ramal en cuestión, el mismo comercio, sin necesidad de otro estimulo dará la preferencia a Gibraltar, pues para embarcar las mercancías, de llevarlas a Algeciras, habrá de conducirlas en barcazas a los grandes buques surtos en la bahía gibraltareña.

Y no tan sólo alcanzarán las funestas consecuencias de la construcción de ese fatalísimo ramal a Algeciras, sino que también a otras ciudades andaluzas; a Málaga, por una razón análoga a la primera, aducida al hablar de los perjuicios que resultarían para Algeciras, y es la de que los ingleses, dueños como empresa de la linea del litoral andaluz, desviarían el tráfico que, de otra manera, había de ir al puerto malagueño, por una bien entendida combinación de tarifas, hacia la bahía de Gibraltar; a Cádiz, porque Gibraltar haría concurrencia, pues los vinos de Jerez se exportarían por la bahía gibraltareña y no por el puerto gaditano; y, por último, también a la de Sevilla se irrogarían perjuicios por motivos análogos a los expuestos respecto a Algeciras, aunque no tan trascendentales como los que se causarían a ésta. Prueba evidente de esta verdad son las protestas de todas estas ciudades contra ese ramal desdichado. La alarma y el temor en todos los puertos andaluces es tan grande como fundada, pero muy principalmente en Algeciras, por ser para ella cuestión de vida ó muerte.

La construcción de ese ramal la arruinaría en beneficio de Gibraltar, cuyo comercio, hoy en notable decadencia, cobraría nueva vida a costa de la de Algeciras y con perjuicio patente, mas o menos grande, según su proximidad mayor o menor, de otros puertos andaluces. La importancia comercial que alcanzaría Gibraltar sería mayor da la que nunca pudieran imaginarse sus detentadores, y con la comercial, que produciría para Inglaterra, como ya hemos dicho antes de ahora, la ventaja de que la posesión de la plaza le fuera productiva en vez de serle costosa, traería consigo en mayor importancia militar, a cuyo crecimiento contribuiría la circunstancia de que el ramal a San Roque permitiría a los ingleses llevar tropas que se hicieran dueñas en poco tiempo, y sin gran riesgo, de la línea de Algeciras a Bobadilla, por donde se penetra fácilmente al interior de España, en suficiente número para oponerse con ventaja a tropas españolas que operasen en la zona comprendida entre Málaga y Cádiz.

Las facilidades que al contrabando, cada día mas importante, que se hace por Gibraltar, ofrecería el ramal y que forzosamente había de crecer tanto más cuanto mayores fueran el tráfico y la importancia comercial de esta plaza, en traducirían en disminución considerable de los ingresos de Aduanas, con perjuicio muy grande de la Hacienda.

Resumiendo; resultan un peligro militar de consideración para la defensa e integridad del territorio nacional; la conversión de la línea férrea del litoral, que está llamada a ser un venero de riqueza para Andalucía, en una calamidad para España; un fomento grandísimo del contrabando; una inminente amenaza de mengua comercial para los más importantes puertos andaluces y la ruina de Algeciras. Porque es indudable el dilema planteado con el proyecto de ley de Construcción del ramal de La Linea á San Roque; es el siguiente; ¿O Gibraltar o Algeciras?.

En tales términos planteada la cuestión, fácilmente se adivina que solamente por sugestión del Gobierno ingles puede haberes hecho la petición de que se construya tan funesto ramal. Lo que no se explica es que semejante proyecto tenga probabilidades de prosperar en España

Aprobarle sería realmente caer en el engaño más rudimentario y patente. Y para que no se trate de exagerada nuestra afirmación, vamos a examinar los fundamentos en que se apoyaba el proyecto de ley presentado a las Cortes para apreciar su solides. Eran los siguientes:

«La gran importancia de la densidad de población y desarrollo del comercio y de la industria, que en poco tiempo han adquirido los pueblos de La Linea de Gibraltar». Por desgracia y vergüenza nuestra, esos pueblos no son verdaderamente otra cosa que arrabales de Gibraltar, y por consiguiente, ese crecimiento suyo no es más que una hijuela del obtenido por la plaza geográficamente española, políticamente inglesa, a costa de Algeciras y otros puertos españoles.

«La seguridad de que habría de crecer en progresión geométrica, si tuvieran una comunicación que las enlazasen con el resto de la Península y con las costas de sus Provincias».  Es indudable; pero ese crecimiento o importancia de los arrabales de Gibraltar, resultarían elevados a la quinta potencia en favor de la plaza, y dedúzcase lo que España ganaría con esto, y más cuando ese crecimiento e importancia la obtendría arrebatándoselos a los puertos andaluces.

«No se gravan, antes se benefician la Hacienda y el bienestar público». El no gravarse lo decía el diputado amparador del proyecto, sin duda porque la construcción del ramal se ha de hacer sin subvención. ¿Y para que lo necesita la compañía, constructora, si es más que probable, seguro, que la obtendría o la ha obtenido ya de Inglaterra?. En cuanto al bienestar público que se consiga con abrir el corazón de Andalucía a una invasión militar inglesa por medio de ese ramal, nos parece absurdo, y el bienestar público de Algeciras, Cádiz, Sevilla y Málaga, gracias al ramal, nos parece cosa de risa.

Y pedia el proyecto que se considerase de utilidad pública. Sería muy justo, pues favorecería y seria útil a los cincuenta mil habitantes de los pueblos de La Línea, que representan mucho, mucho más que los de todas las ciudades citadas de esa región andaluza. Además favorecería el contrabando, con cuyo aumento, figúrense nuestros lectores lo que saldría ganando la Hacienda española y el comercio de buena fe.

Confiamos en que ese desdichadísimo proyecto de Ley no llegará a ser Ley, porque sería un irremediable y grave mal para España, y especialmente para Algeciras.





   Luis Javier Traverso








Publicado en el Periódico El Correo Militar del 08 de octubre de 1891
Documento del Archivo de la Prensa Histórica de la Biblioteca Nacional de España.

viernes, 23 de agosto de 2013

Cosas de La Línea 18 de octubre de 1930

Nuestro estimado colega local «La Información», en su edición de hoy, publica lo siguiente:

LA VERDAD DE LO ACAECIDO EN ESTA POBLACIÓN EN EL DÍA DEL LUNES. - LOS PRELIMINARES DEL CIERRE. - LOS PATRONOS SE APROVECHARON PARA CERRAR COMO PROTESTA CONTRA EL RÉGIMEN ACTUAL Y NO DAN LA CARA. - EL ALCALDE CIERRA LA DROGUERÍA DE SU PROPIEDAD Y LOS TENIENTES DE ALCALDE SUS RESPECTIVOS ESTABLECIMIENTOS. - LOS REPUBLICANOS DICEN QUE ELLOS HICIERON EL MOVIMIENTO

En la noche del pasado domingo circularon por la ciudad rumores de que los camareros no acudirían al trabajo en el día del lunes por solidaridad a los huelguistas de Málaga.

En efecto, a las dos de la madrugada de lunes, pudimos comprobar que al dueño de uno de los establecimientos de la calle Real, los camareros le habían comunicado que no acudirían al trabajo en el día del lunes.

Al dueño referido le llamó la atención el aviso y los camareros dijéronle que podía abrir, pero que ellos no acudirían al trabajo.

El lunes por la mañana aparecen todos los cafés de categoría cerrados.

A las nueve de la mañana, los dependientes de tejidos, quincalla y otros, como de costumbre, están a las puertas de sus respectivos establecimientos, donde sus servicios prestan.

A las nueve y quince minutos en calle Real, se le hacen preguntas a un grupo de dependientes que están en espera de apertura, lo que comunican a uno de los curiosos preguntones, y a los citados muchachos les llama la atención el que no estén los dueños en sus establecimientos.

Esto es lo ocurrido hasta este momento, sin faltar a la verdad en nada.

Cuantos comentarios se hagan sobre el particular, es rigurosamente incierto, puesto que todos estos movimientos fueron por el cronista observados.

Durante ese día circularon los rumores que los patronos habían cerrado los establecimientos como protesta contra el régimen actual y yo lo confirmo por lo siguiente:

¿Por qué los dueños de establecimientos Incluyendo al culto alcalde que tiene los dependientes internos no abrieron sus establecimientos?

¿Si no acudieron los dependientes como ellos dicen, que eso es completamente falso, por que no lo comunicaron a la autoridad competente y ésta hubiera puesto las medidas necesarias?

Los patronos, aprovechándose de los camareros que dando el pecho como los buenos amantes de sus ideas, se aprovecharon para hacer el cierre a espalda de los obreros y jugando con dos barajas que ellos creen que más les conviene.

Que cerraran como protesta es cierto, porque de no ser, tratándose de hombres que prefieren el orden, hubieran dado conocimiento a la autoridad, como dije anteriormente, pero siendo sus condiciones rastreras contra el actual Gobierno, se esconden para cerrar.

También esta probado, que era protesta, cuando algunos, o mejor dicho la mayoría de los comerciantes de ésta, militan en partido de avanzadas ideas, aunque también por conveniencia, hayan sido de la U. P. y del Somatén Nacional, porque en estos señores es muy fácil el cambio de ideales, como de conciencia.

Esta es la verdad de los hechos y sobre el asunto incidental ocurrido en el Círculo Mercantil, entre varios comerciantes y una distinguida personalidad de ésta, gentil hombre de cámara y comandante de Infantería, daremos cuantos detalle; ocurrieron en honor a la verdad, por sus testigos presenciales del hecho.

Al excelentísimo señor ministro de la Gobernación pedimos con los debidos respetos y como amantes de la Corona, se haga una Investigación sobre estos hechos, pues además de lo ocurrido en la población, todos los días circulan rumores de cierre, mitin y otros actos, que traen soliviantado al vecindario, rumores que parten de todas aquellas personas que se unieron al movimiento, secundados por los patronos de esta ciudad, prueba palpable lógica, justa y equitativa, puesto que todos los dependientes acudieron a sus respectivos establecimientos en la mañana del lunes.

El señor Perales no podía alegar, que no concurrieron los dependientes, cuando estos son internos, y además, que el escaparate de la farmacia, también lo tenía cerrado.

También sabe el señor alcalde, que los puestos de frutas, hortalizas, comestibles y recoba, instalados dentro del mercado de abastos, estaban cerrados y que el vecindario fué el más sorprendido; cuando, se encontró con la falta de esos artículos. Todo esto fué puesto en conocimiento de dicha autoridad muy temprano del día del lunes, aunque yo creo, que el señor Perales, tenia noticias de este movimiento cuanto que teniendo sus empleados internos, no abrió a primera hora la farmacia y sí después, continuando la drogueria completamente cerrada en la mañana del día de autos.

Cuando pasó la tormenta, sentimos rumores, bien o mal informados, que los republicanos habían llevado a efecto el cierre del lunes y claro, no sabía como sabemos, que entre estos elementos hay dueños de establecimientos de tejidos, comestibles y otros, que pertenecen a dichos elementos, no nos extraña nada.

Lo que se admira que no hay derecho a aprovecharse de los obreros para hacer un cierre los patronos, ocultándose detrás de las matas.

También nos extraña grandemente, que los que blasonan de hombres de orden no dieran conocimiento a la autoridad gubernativa de lo ocurrido.

Nos ocuparemos mas adelante de este asunto y publicaremos todos los detalles como digo anteriormente, del incidente del Circulo Mercantil.

La Opinón pública reclama una enérgica intervención de las autoridades para depurar lo ocurrido en este lamentable asunto, como ya lo están haciendo el General del Campo y la autoridad gubernativa de ésta, que se dice han impueste fuertes multas a los comerciantes que no abrieron sus puertas en lunes pasado a pesar de los requerimientos para que lo hicieran.

También pedimos responsabilidades para aquellos representantes del Ayuntamiento que como protesta contra él recaen.

JANAQUE
La Linea. Octubre 1930.





   Luis Javier Traverso








Publicado en el Periódico El Noticiero Gaditano del 18 de octubre de 1930
Documento del Archivo de la Prensa Histórica de la Biblioteca Nacional de España.

Cosas de La Línea 17 de octubre de 1930

El cierre y huelga ¿traerá consecuencias políticas?

Con tan sugestiva titulación, dice el diario local "La Información";

"Por noticias que recibimos de La Línea, se nos asegura que la autoridad gubernativa (la autoridad gubernativa del Campo de Gibraltar) ha impuesto sanciones a determinados comerciantes que, siendo huelguístico cerrando sus puertas y resistiéndose a abrirlas cuando para ello fueron requeridos por la policía en nombre de la autoridad militar.

Como quiera que todo edil está llamado por el solo hecho de colaborar en una obra de gobierno, a procurar
el mantenimiento de la normalidad, se nos asegura también que ha sido pedida a Madrid la destitución de todos esos concejales y posiblemente de su Presidente, que no supo o no quiso infundir al pueblo el respeto a la autoridad legalmente constituida, dando al mismo tiempo la sensación de un gran respeto a la libertad del
trabajo y del tráfico.

No nos extraña que tales cosas ocurran cuando el municipio linense, desde el advenimiento del actual Alcalde y sus adláteres permanentistas, solo se han ocupado de pequeñeces dejando a un lado los asuntos de verdadero interes para la vida local.

Al freír será el reír, y mejor reirá el último que ría.


Escrito lo anterior, recibimos la lista de los individuos que han sido multados por el Excmo. Sr. Gobernador Militar del Campo de Gibraltar, por haberse negado a abrir sus establecimientos el pasado lunes:

D. Martín Serrano, concejal, 500 pesetas.
D. Manuel Portillo, 250.
D. Francisco Fernández Rojas,concejal, 50.
D. Salvador Torres 50.
D. Pedro Piris, 50.
Establecimientos Los Tiroleses. 50.
D. Aurelio Domínguez, 250.
Café de Cristóbal, 50.
Hijos de Jacinto Cáscales, 50.
Lotería número 4 de Francisco Villar, concejal, 50.


DIRECTIVA ENCARCELADA

Hoy ha sido conducida a la carcel de San Roque, a disposición del Juez de Instrucción del Partido, los diez
individuos que forman la Junta Directiva de la Sociedad de Camareros, «Vida Nueva», que sostuvo la huelga
de días pasados.

El local que dicha sociedad ocupa ha sido clausurado.

AL ALCALDE NO LO HAN MULTADO

A pesar de que la droguería que, aparte de la Farmacia tiene el Alcalde D. Vicente Perales García, no fué
abierta el pasado lunes, aun cuando la dependencia se presentó puntualmente a cumplir su servicio, no se ha
impuesto multa alguna al propietario.

Felicitamos al señor Perales, porque haya salido ileso del percance. La inmunidad en los cargos, no es solo ya privilegio de los representantes en Cortes.

EL CORRESPONSAL

No hay otra respuesta a la interrogación del colega, que la afirmativa de manera clara y terminante. Sí; ciertamente; la huelga surgida en La Línea y el cierre de los establecimientos mercantiles, tienen íntima conexión con la falta de efectividad hacia el Alcalde Perales (D. Vicente), que no tiene simpatías en ningún sector de la ciudad.

No es La Línea una misérrima aldea que por su «pequeñez» ha de soportar cacicazgos y tiranuelos. Es, La Línea, populosa urbe digna de todo respeto y, — tiene sobre cualquiera otra ciudad,— el «privilegio» de su situación topográfica. La vecindad con Gibraltar obliga a mucho...

Y, una de esas obligaciones consiste, en no imponer a La Línea un Alcalde, que no acepta; al cual rechaza su comercio y la masa obrera. He aquí el aspecto mas destacado del «cierre de establecimientos» al que según dice el corresponsal de "La Información", cooperó el Alcalde clausurando «su Droguería»... por lo que pudiera suceder. —Cuando se ejerce un cargo, cual el que V. S. desempeña Sr. Perales hay necesidad de afrontar las situaciones.

Los timoratos no deben dedicarse al uso y mando del Poder público.

Ya lo dice el refrán: «boticario a tu botica».—En espera de «novedades», nos unimos a las felicitaciones que el corresponsal de «La Información», dirige al digno farmacéutico que ocupa la Alcaldía de La Línea, en estos días otoñales... en que caen las hojas y «se secan» las ramas arbóreas».

M.R



   Luis Javier Traverso








Publicado en el Periódico El Noticiero Gaditano del 17 de octubre de 1930
Documento del Archivo de la Prensa Histórica de la Biblioteca Nacional de España.

jueves, 22 de agosto de 2013

Cosas de La Línea 28 de abril de 1922

La Banda ex-municipal

Ha sído nombrado representante de la banda que se denominó Municipal el acreditado industrial don Ramón Rojas, cuya seriedad y exquisiteces son notorias y se traducirán en ópimos frutos para los representados y personas o entidades que con dicho representante contraten. Lo celebramos.

De viaje

El pasado lunes 17 del actual marchó a Cádiz el culto secretario de este Ayuntamiento don José Ramirez Maresco, con el carácter de comisionado de quintas.

Un feliz viaje le deseamos.

Viajante

Por la casa de comisiones J. Araujo Ruiz, de esta plaza fué nombrado viajante general para recorrer la ruta de Andalucía nuestro amigo y compañero D. Manuel R. Fierro, que ya se encuentra de regreso de su primer
viaje.

Nuestra enhorabuena por los buenos negocios que coronaron su labor.

Convaleciente

Se encuentra en franco estado de convalecencia tras unos días de cama, nuestro particular amigo e industrial don Melchor Ayala.

Celebramos su alivio.

Invitación al baile

Para el baile que la Real Balompédica Linense celebró la noche del domingo de Resurrección en los salones del Casino Belmonte, que resultó sumamente animado recibimos atenta invitación, por lo que significamos nuestro agradecimiento a la directiva.

B. L. M.

El presidenta de la «Real Balompédica Linense», nuestro querido amigo y compañero don Cristóbal Becerra, en atento B. L. M. nos comunica la nueva Junta directiva elegida últimamente:

 Vicepresidente, José Morales González
Secretario primero, Francisco Morales.
Secretario. segundo, Antonio García Pelaez.
Tesorero, Miguel Morales González.
Vocales, Jose Sevilla Bau, José Conde
Aguilera y Fernando Morales Pozo.

También nos noticia el traslado de domicilio social al Casino Belmonte.

Fallecimiento

Ha fallecido en Larache donde hace tiempo residía, el industrial en aquella plaza don Leopoldo López Rojas, hermano de nuestro buen amigo don Antonio.

Descanse en paz el finado y reciban sus familiares la expresión de nuestro pésame mas sentido.

Leemos en Renovación

«Nuestro estimado colega El Estrecho de Gibraltar rompe una lanza en pro de la Zona franca y de la habilitación de nuestra Aduana, trasladada a la próxima ciudad de San Roque.

Los razonamientos que aduce al estimado colega son de gran fuerza y de mayor justicia; mas no por serlo, gustamos de la visión optimista, conocemos el antagonismo y la indolencia de nuestros conciudadanos y ello
nos hace la visión algo más oscurecida que al compañero.

Sin embargo de ello, la mayor satisfacción que pudiéramos sentir en nuestra vida sería equivocarnos».

Damos las gracias al querido colega cuyo pesimismo no nos convence del todo, porque pese a quien pese lo que brilla, brilla, como dijo el filósofo y La Línea no puede dejar de ser declarada zona franca antes o después, según caigan las pesas. Lo importante es avivar e! fuego sagrado.




   Luis Javier Traverso








Publicado en el Periódico El Noticiero Gaditano del 28 de abril de 1922
Documento del Archivo de la Prensa Histórica de la Biblioteca Nacional de España.

miércoles, 21 de agosto de 2013

Gibraltar y La Linea en la Revista Triunfo del 1965 y 1966

Revista Triunfo del 05/11/1966

La revista completa original en:   http://www.triunfodigital.com/mostradorn.php?a%F1o=XXI&num=231&imagen=1&fecha=1966-11-05

Revista Triunfo del 10/04/1965



La revista completa original en:  http://www.triunfodigital.com/mostradorn.php?a%F1o=XX&num=149&imagen=1&fecha=1965-04-10



   Luis Javier Traverso






Documentos cedidos por Manuel Gil Fornell y ubicados en la Pagina de la Revista Triunfo Digital
http://www.triunfodigital.com/

sábado, 10 de agosto de 2013

La Herencia de los Conservadores de La Línea 1923



Parece que termina la etapa conservadora en La Linea. Es muy justo; hay que renovarse. Las situaciones políticas eternizadas, se anquillosan, y acaban por perder el contacto con la opinión.

Vienen otros hombres que quieren aportar a la obra de la administración linense su esfuerzo, y la situación conservadora puede liquidar con un activo considerable.

Entiendo que los Municipios siempre, antes que política, tienen que hacer administración, aunque ambos conceptos en un punto sean inseparables por aquella enevitable concomitancia con los representantes en Cortes.

Depende de que estos reflejen en la administración de los pueblos su moralidad o su inmoralidad.

Y en el caso presente, ese reflejo si lo hubo, hay que anotar que fué siempre justo y limpio.

No prosigo por este camino, por estimar que pudieran incluirme en algún casillero de la clasificación política, cuando solo trato de exteriorizar una opinión linense, haciendo el balance imparcial de la obra conservadora, aprovechando la garantía y la respetabilidad y la cortes la de un periódico que no puede por menos de ser imparcial en estas cuestiones.

El Ayuntamiento de esta por la acción de unos cuantos hombres, puede pasar por modelo, dejando los conservadores una excelente herencia cuyo sumario es este:

Durante la última etapa se han adoquinado las calles Isabel la Católica, San Luis, Angel, Sevilla, Granada, Méndez Núnez, Duque de Tetuán, Castelar, Plaza de la Iglesia, Cánovas del Castillo, laterales de la Iglesia y Juan George.

Han construido la carretera de esta población a la Barriada de la Alunara.

Han construido dos nuevos patios en el Cementerio de San José y varias crujías de nichos, en cuyas obras se han gastado pesetas 100.000.

También se ha dado comienzo a las obras del Lazareto.

Se ha erigido una fuente pública, adquiriéndose también dos grupos de moto-bombas para el suministro de agua para dicha fuente y para el riego de los jardines y las calles. También se han adquirido dos carros de riego, del modelo más moderno.

El Hospital Municipal ha sido dotado de una magnífica sala de operaciones, adquiriéndose mucho material quirúrgico, realizándose además muchas mejoras en tan importante establecimiento.

También  se  han realizado obras de importancia en el Matadero, dotándole de dos magnificas grúas.

Han adquirido la propiedad definitiva del Mercado Público, obteniendo con esto una gran fuente de riqueza, habiendo efectuado en el expresado establecimiento grandes reformas de ampliación, siendo la más importante la construcción de la nave para la Pescadería.

Se ha adquirido en propiedad la finca de los Herederos de los Sres. Saccone, instalándose en ella la casa consistorial y los jardines públicos bellísimos y modernos. El coste de adquisición de esta propiedad ha sido 85000 duros, habiéndose realizado en dicha finca mejoras importantísimas para poderla habilitar a ese efecto, adquiriéndose también un artístico y suntuoso mobiliario para la Sala de Sesiones y despacho de la Alcaldía. (Aunque nadie ha pensado en un lugar para la Prensa).

Ha satisfecho importantes cantidades de atrasos, figurando entre ellas la de la moratoria para; el para el pago de atrasos por contigente provincial, que termina de abonarse el mes actual con la particularidad de ser este Ayuntamiento el primero de la provincia que ha solventado su deuda con la Corporación Provincial.

Tiene el Ayuntamiento satisfechas todas sus obligaciones corrientes pagados religíosamente todos sus empleados; satisfechas todas sus obligaciones con la provincia y abonadas todas sus obligaciones al Tesoro Público, quedándole además y resultando en etra fecha una existencia en la Caja de pesetas 150.000, de las cuales ha de abonar el segundo plazo de la compra de la Casa Capitular.

Ha detenerse en cuenta que el Presupuesto de Ingresos de este Ayuntamiento, es menor que el de Jerez, Puerto de Sta. María y San Fernando. No habría gracia en lo que se hace, si hiciera con mucho dinero. Los dos últimos pueblos citados, son de menor importancia que La Línea y cuentan con mayores ingresos.

Hacer esto (casi sin milagro) en La Línea, es resultado en verdad, del sacrificio de bienes, de la tranquilidad y hasta de la honra en algún caso, de muchos hombres que hasta aquí han estado al frente de la administración.

Esto es lo que dejan a los que vienen.

Cada cual ha cumplido con su deber y no dudo que los que recojen la herencia sagrada de este pueblo joven y admirable, sabrán acrecentarla y devolverla mejorada y saneada, cuando en el rodar de los tiempos sobrevenga otra situación, esta que ahora finaliza dignamente u otra de la rama conservadora.


FRAY SIMPLICIO.




                              El Noticiero Gaditano del 08 de enero de 1923



   Luis Javier Traverso








Publicado en el Periódico El Noticiero Gaditano 
Documento del Archivo de la Prensa Histótica de la Biblioteca Nacional de España.

jueves, 8 de agosto de 2013

Colocación de la primera piedra para una sala en el Hospital en 1921



Simpáticas celebraciones en La Línea


Colocación de la primera piedra para una sala en el Hospital en Construcción.


Por todos conceptos podemos considerar como de lo mas simpático e interesante el acto celebrado en la vecina ciudad de La Línea de la Concepción de colocar la primera piedra de la primera sala para enfermos en el expresado Hospital en construcción, el cual se levanta cerca de la barriada de la Atunara, en un lugar amplio y ventilado, muy apropósito para los fines que requieren estas clases de instalaciones.

Poco después de las cuatro llegaban en automóvil el Excmo. Sr. Comandante general del Campo, su distinguida esposa doña Cinta Fennosel de Villalba y su hijo el valiente Alférez del Tercio de Extranjeros, don Fernando Villalba, el cual, aunque todavía tiene que hacer uso de las muletas, va mejorando rápidamente de las heridas que sufrió recientemente en la campaña de Marruecos.

Fueron recibidos por los señores que componen la Junta del Hospital en constricción.

La elegante señora del general fue obsequiada con  magnifico ramo de flores naturales.

En un mesa colocada próxima a la zanja donde debía ser colocada la piedra fundamental de la sala que ha de llevar el nombre de Nuestra Señora de la Cinta en honor a su Madrina, la distinguida dama ya nombrada, leyó al General y demás concurrencia don Ricardo Ruiz Cuadro el acta , la cual fue firmada por todos los elementos de valía de La Línea y de la región, incluso autoridades, médicos y prensa del vecino Campo y de esta Plaza, etc..

Acto seguido el Comandante Militar de La Línea, D. Adolfo Díaz Enriquez, habló en términos sumamente expresivos, dando cuenta de todos los trabajos realizados y de los sinsabores para llegar a dar principio lo antes posible  a la construcción de esta sala que ha de servir para los soldados hijos de La Línea que cayeron heridos en la Campaña de Marruecos.

Añadió lo agradecido que estaba a sus hermanos los hijos de Gibraltar por toda la ayuda que siempre habían prestado y le parece ya tiempo de que se dejase de mandar enfermos al Hospital de esa Plaza, aliviándole de tan pesada carga y que una vez concluido el citado Hospital, lo mismo que prestaría servicio a los hijos de La Línea estaría a la reciproca para los hijos de Gibraltar.

Terminado que hubo el Sr. Comandante Militar y después de darse vivas a la Madrina y a La Línea, el General de Algeciras le contesto con un breve pero elocuente discurso, dando gracias y agregando que todo en este mundo se puede conseguir habiendo voluntad y con el entusiasmo que se observaban, sería pronto una realidad la feliz terminación del Hospital.

Dió Vivas por el Rey y por España. De seguida procedió a la colocación de la Piedra por la Sra del General, estando a cargo de la ceremonia religiosa el digno cura párroco Sr. Rodriguez Cantizano, auxiliado por el estimado Reverendo P. Romero y por el excelente sochantre D. Manuel Jordan.

Se volvieron a firmar otras actas y se dio por terminada tan atrayente celebración.

Entre los presentes, aparte de los ya mencionados, figuraban el popular alcalde de La Línea D. Jose Cayetano Ramírez, el juez de instrucción de San Roque D. Antonio Arguelles y otras autoridades, médicos de La Línea y de Gibraltar, sacerdotes de aquellas y esta Plaza, fiscal y Jefe de la Policía de Gibraltar e infinidad de invitados de ambos sexos, tanto de la región como de nuestra ciudad.

Un té en el Kursaal



Después se pasó al Kursaal de La Línea, en cuyos preciosos jardines y en amplia mesa, se sirvió un magnifico té con dulces y pastas variadas y ricos vinos y licores, siendo la celebración en honor y obsequio de las señoras, señoritas y caballeros, tanto de La Línea como de Gibraltar, que habían prestado su valioso concurso en los recientes lucidos festivales artísticos a beneficio de los soldados heridos y enfermos de la Campaña de Marruecos.

El acto fue delicioso y durante el reinó la mayor animación entre todos los congregados.

Como ya antes lo había hecho en la ceremonia de la colocación de la primera piedra en el Hospital, el reputado fotógrafo "GarciSánchez" impresionó varias placas, que han de resultar muy interesantes.


  El Noticiero Gáditano número 872 del 06 de octubre de 1921


Con el titulo "De mi Carnet de reporter" aparece el 13 de octubre otros resúmenes de estos actos los cuales trascribo a continuación:

De mi Carnet de reporter


Celebraciones


Dos actos simpáticos. Dos celebraciones de esas que dejan recuerdo imperecedero y registran en el historial de las ciudades unas cuantas páginas bellísimas, organizaronse el domingo dos de actual, bajo el alto patrocinio del ilustre Comandante General y su distinguida esposa doña Cinta Fermoselle de Villalba: la colocación de  la primera piedra de la sala primera del Hospital, y el té de honor con que la Junta patriótica quería significar su agradecimiento a cuantos caballeros, señoras y señoritas, tomaron parte activa en los festivales que se dieron en el pasado mes de Septiembre, en honor de los héroes de la campaña de Africa.


La Línea sonríe...

Durante las primeas horas del día, extremeció suavemente el corazón de este pueblo un como soplo de la diosa que habría de presidir ambos actos.

La calle Real, los Casinos todos, los establecimientos y lugares donde se reúnen más de media docena de personas, daban una sensación en extremo halagadora, porque del abigarramiento de los más sidos mentados, de entre el montón de comerciantes  y habladores de las  fiestas que se celebrarían  de entonces a pocos momentos, que atormentase el regocijo de los buenos linenses, dispuestos a agasajar a los ilustres huéspedes, a quienes, con tan grande acierto, tan incansablemente interviniesen en la construcción del nuevo Hospital.

El día era enormemente esplendido, bellamente iniciador de optimismo, que acrecía, que acosaba en los corazones agradecidos... En la calle Real repetimos, había mucha gente, dominguera y alegre, que paseaba con la satisfacción pintada en el rostro ... y olvidada del todo.

Pero aquella alegría .......

Turbose fuertemente, tembló quebrada amagada por un chispazo emocional y grave, en los rostros, en los ojos y en los labios de los linenses.

Había corrido la desagradable noticia de que aquella misma tarde marchaba a San Roque la compañía que manda el Capitán Lopez-Amor, para incorporada a su batallón, emprender el camino de Melilla ....    

Nuestro queridísimo amigo el simpático Capitán, nos corrobora en las puertas del Casino Belmonte la inquietante noticia , "Si Vamos allá", nos dijo el bravo amigo, con todo el abandono, con toda la displicencia con que hubiera podio comentar su ida al té del Kursaal
                                       
Luego, enardecido, como queriendo que nos contagiemos de su entusiasmo que le brotaba de su templada alma militar, añadió alargándonos la mano:

—Verán ustedes lo que hacemos en aquel campo de operaciones. Ya oirán ustedes cosas.

Era imposible dudar. Al capitán López-Amor le habían escuchado muchas personas. ¡Se iba... se iba la compañía, y precisamente en un día en que La Linea ya no podía dudar de que tendrá en breve fecha, su mejor establecimiento,  el templo mas acogedor! ... ¿Porqué esta sucesión de cosas? ¿Porqué este acontecimiento turbador y expectante, en la hora de expansiones y alborozos?

A esperar al General y a su esposa:

Disminuyeron las tertulias, mermáronse los grupos; quién retiróse con infinidad de amigos a preparar el equipo del hijo soldado y llorar su marcha... Fue una desbandada, si no absoluta, por lo menos hasta el extremo de descongestionar  lamentablemente las calles por donde habría de pasar el General y suu esposa y sin duda alguna, recibir éstos manifestaciones de simpatía y de respeto.

Algunos autos salieron a las afueras a dar la bienvenida al ilustre exministro de la Guerra y a la gentil madrina de la primera sala del hospital..

En la entrada de San Roque cumplieron este deber de cortesía don Miguel Puyol, director de "Patria" y los redactores de este apreciable colega, don Rafael Blanco Forcada, don Hector Licudi y don Miguel Bernal, dando escolta al coche del General, que venía también con su hijo don Fernando y con su ayúdante, hasta las puertas del Principe Alfonso.

En este sitio saludaron asimismo a los visitantes, el Coronel Comandante Militar, don Adolfo Díaz; Alcalde, don José Cayetano Ramírez, y el concejal don Ricardo Ruiz Cuadro.

El automóvil de esta Comisión y al de la "familia" de "Patria", adelatáronse hacia La Linea para recibir en la carretera, con los demás invitados, a los patrocinadores de la simpática inauguración...

En las obras del nuevo Hospital:

Había una numerosa y distinguida concurrencia en las obras. De Gibraltar vimos a muchísimas familias, notando además, con singular agrado, la presencia de una alta representación del elemento oficial calpense.

Al llegar los señores de Villalba, estalló una ovación prolongadísima, con un que otro grito de ¡Viva España!.

Seguidamente, don Ricardo Ruiz Cuadro leyó el acta, que firmaron buen número de personalidades y fué depositada bajo el enorme bloque de piedra.

Ei señor cura párroco bendijo las obras y doña Cinta cumplió con la imposición que tenía como tal madrina, recibiendo un bellísimo ramo de flores de manos de la Comisión del Hospital.

Las palabras del Coronel y del General Villalba:

Las breves frases, pronunciadas por las citadas autoridades militares, cuyas relacionas estrechas y afectos profundos se hacen notar en todo momento, fueron una magnifica expresión de lo que representa en La Linea la construcción del nuevo Hospital.

Don Adolfo Díaz Enriquez hubo de testimoniar también su agradecimiento a los visitantes y a las caritativas personas y entidades que secundan sus esfuerzos.

El general Villalba dijo además, que La Linea, amparando en el establecimiento benéfico, una de las salas del cuál se comenzaba entonces, a los heridos y enfermos de la campaña, se sumaba, patriótica y abnegada, al movimiento de todos los pueblos de España, movimiento que era una síntesis bella de nuestra caridades y del hondo españolismo que existe en todos los corazones.

«Señores terminó el general:—¡Viva España!

Ingleses y españoles, gibraltareños y linenses, ahogaron el grito del señor Villalba, prorrumpiendo en ensordecedoras aclamaciones y atronadores análogos vivas

En el Kursaal

La mesa para el té en honor de los que tomaron parte en las fiestas dedicadas al soldado, se había dispuesto
bajo la Alameda del Kursaal, rodeándola un paño con los colores de nuestra enseña. Dos sitiales aparecían en el centro de aquella y sobre el primero sobre el que habría de ocupar el Comandante General del Campo, se destacaba el retrato de éste, que posee el Casino Belmente.

Se sirvió el té seguidamente, sin que hubiera ofrecimiento alguno del acto ni los visitantes hicieran otra tertulia
que la precisa para mantener cierta animación.

En los rostros de los reunidos, en las frentes serenadas de los concurrentes al acto, se adivinaba la preocupación interior; la inquietud que horas antes había tronchado, dirémoslo así, el regocijo de La Linea. Don Adolfo Díaz Enriquez, el apreciabilísimo Comandante Militar, hacía de vez en cuanto, preocupado también, alguna pregunta al General relacionada con los de Pavía.

Se levantó el señor Villalba. A ruegos de algunos señores, hizo grupo con su esposa, su hijo, su ayudante, y las señoritas que fueron al té, para que García Sánchez tirase algunas placas.

Luego dió las gracia al Alcaide, al Coronel, a los señores Blanco Forcada, Puyol, Licudi y Bernal  (a estos cuatro por haberle cedido el coche para que regresase del Hospital), montado en el auto a la vez que daba un Viva a La Línea.

A despedir a las soldados de Pavía

Alguien propuso, luego de que marcharon los señores de Villalba, a Algeciras, que se fuera a despedir a la Compañía de Pavía, y todos, sin excepción alguna, siguieron al Coronel y Alcalde, primeros en dirigirse al cuartel.

¿Qué pesó en el cuartel?

¿Qué despedida se hizo a los valientes de Pavía?
.
¿Cómo se portó La Línea con motivo de tan triste acontecimiento?

No tenemos páginas para describir el homenaje de Simpatías que se tributó a España despidiendo y agasajando a la Compañía de López-Amor; creemos no existen felices expresiones que recojan cuanto vimos en el alojamiento de los soldados, en las puertas de éste, en las calles de La Linea y en las afueras de la población.

No fue la despedida uno de esos actos de barabunda e infernal gritería en que los chicos chillan y aclaman hasta enronquecer nada de eso. Fue además intense, algo más conmovedor, de una resonancia que no se puede describir y sí permanecer como uno de tantos heroísmos silenciosos, de los que está ofreciendo España a militares...

Tanto es esto así, que pasará a campaña con todas sus incidencias brutales, transcurrirán los días atormentados del campamento y de lucha, con un enemigo brutal e insumiso a toda ley enfrente, y cuando en el disfrute de la paz los valerosos oficiales y soldados de Pavía recuerden la guerra el día 2 de Octubre de 1921, esa fecha, moverá los labios con esta gratitud.

Y aquel pueblo tan joven y tan fuerte y tan abnegado y tan sublime, nos abrazó, dándonos el abrazo de una madre en comunión de nuestros recios espíritus de españoles...

El Diablo Cojüelo.

(De «El Estrecho de Gibraltar»).

                         El Noticiero Gaditano El Noticiero  número 877 del 13 de octubre de 1921


   Luis Javier Traverso








Publicado en el Periódico El Noticiero Gaditano 
Documento del Archivo de la Prensa Histótica de la Biblioteca Nacional de España.

jueves, 1 de agosto de 2013

El Expediente al Secretario Municipal de La Línea y su defensa en 1930


Con unanimidad digna de los funcionarios que se sienten perseguidos y que temen que la iniciación de procedimientos contra un compañero sea la iniciación de una nueva etapa atropelladora de derechos y coaccionadora en el cumplimiento de sus deberes, se ha levantado el ánimo de estos soldados de la Administración pública, que se aprestan a la defensa del funcionario en si. La gran masa que compone esta dignísima clase se agrupa en toda España para defenderse mutuamente. Nos parece muy bien y ello nos alienta a seguir defendiendo por nuestra parte al funcionario que se quiere vejar y mortificar.

HAZ CLIC AQUÍ PARA SEGUIR