sábado, 7 de septiembre de 2013

Cosas de La Línea 22 de noviembre de 1930

El pasado día 18 del corriente mes, fue detenido y encarcelado por orden del Juzgado de Instrucción de San Roque, nuestro querido compañero en la prensa y director del «Heraldo de La Línea» don José Padilla Orran.

El motivo de su detención, nos parece que ha sido, la publicación de un Suplemento al «Heraldo», donde protestaba de la supresión de la Farmacia Municipal, acordada por el actual Ayuntamiento con evidentes y comprobados perjuicios para los intereses locales. Dadas las circunstancias en que el señor Alcalde de La Línea es farmacéutico, se presta a mayores comentarios, pues el vecindario considera que dicha supresión solo obedece a evitar la incompatibilidad del alcalde para el cargo que ocupa.

También se comenta, que el desaparece la farmacia municipal por razones de economías, no se acierta a comprender, cuando los presupuestos se elevan a «trescientas mil pesetas» más, que en años anteriores.

También se decía que al dejar la farmacia, había que aumentar el personal de la misma para sus servicios turnando en los mismos.

Tengo entendido que en todas las poblaciones donde hay farmacia municipal, solo cuenta con un farmacéutico y un mancebo.

Hay cosas que no se comprenden. La guardia municipal hacen algunas veces hasta catorce horas de servicios y no se han ocupado de la demasía de horas de trabajo y aumentar el personal y turnos y en cambio a la farmacia si se le quiere aumentar. ¡Achaques quiere la muerte!.

Lo que si hago aparte de todo, es protestar contra la detención de mi compañero Padilla Orran por que protesta y dice verdades sobre la supresión de la tan cacareada farmacia.

 * * * * * * * * * * * 

Las luces del alumbrado público, no lucen lo debido, pues parecen mariposas «finiquitando» y alumbran menos que un cerillo de los llamados de cocina.

Que mal alumbrado tenemos en esta población. ¡Hay que cambiar las bombillas que están demasiado usadas!.

También hay que cuidarse más del alumbrado, pues hay sitios que permanecen a oscuras durante varias noches.

 * * * * * * * * * * * 


¡Higiene! ¡higiene!. Esa es la que hace falta en esta sufrida ciudad, ¡higiene! pues carecemos de ella y cada día es meno la que hay en algunos órdenes de la vida, de esta vida perra y mala.

Edificios públicos y particulares, no tienen ni la menor noción de lo que es la higiene.

Pase usted por el mercado de abasto y sus alrededores y creerá en algunos momentos que esta en un zoco marroquí.

También pasee por la ciudad y a pesar de las obras del alcantarillado, notará esos olores pestilentes que despiden algunos edificios, no sabiendo a que achacarlos.

 * * * * * * * * * * * 


Nos lamentamos con muy justa razón de la cabina de esta central de teléfonos, por ser una cobacha reconstruida y que sirve para el servicio de conferencias particulares.

Desde el salón destinado al público, oye usted perfectamente toda conferencia, enterándose de lo que no le importa.

También es lamentable cuando se efectúa una conferencia, el aparato que está en la cabida a el cuadro de distribución... o lo que sea, lo cierto es, que se forma un ruido que molesta al conferenciante y otras veces, por efecto de algún cruce, parece que está usted en un patio de vecinos, por las diferentes voces que se oyen.

Censuramos que no haya un servicio bien atendido como este pueblo se merece, pues deja mucho que desear el estado de la red telefónica, por los malos materiales, prueba de ellos, que durante este año, ha sido necesario, arreglar el cuadro de distribución de esta central.

Pedimos al señor director de la compañía, atienda nuestras quejas, que son justas y que en esta central, a más de lo que explicamos, los empleados de la misma escuchen el cuadro que hay en dicha oficina, en el que recomienda varias cosas.

 * * * * * * * * * * * 

Parece ser, que en los nuevos presupuestos se le había aumentado el sueldo a dos empleados y ahora resulta que una comisión de concejales trata, o ha tratado, llevándolo a efecto, quitar ese aumento a los dos empleados de oficinas.

ZANAQUE
Octubre 1930.








   Luis Javier Traverso








Publicado en el Periódico El Noticiero Gaditano del 22 de noviembre de 1930
Documento del Archivo de la Prensa Histórica de la Biblioteca Nacional de España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario