viernes, 6 de mayo de 2011

El Casino de La Línea

 Artículo publicado en el periódico SOL de Madrid el miercoles 12 de julio de 1922 en su página 6



Al ocuparnos en esta página de lo más saliente que encierra la simpática población del Campo de Gibraltar, no podíamos dejar de mencionar la aristocrática sociedad denominada Casino de La Línea. Es este centro de recreo el lugar de reunión de todos los comerciantes e industriales de la población, así como de cuantos forasteros concurren a la misma, que encuentran en dicho Casino una hospitalidad franca y cariñosa, una serie de comodidades que nada tienen que envidiar a las de las Sociedades similares de las más importantes capitales.

La fundación del Casino de La Linea data del año 1911, y puede decirse que desde esta fecha ha representado un factor indispensable en la vida de la población, figurando siempre a la cabeza de todos los movimientos del comercio y de las fuerzas vivas de la ciudad cuando hubo que acudir a los Poderes públicos en demanda de algo beneficioso para la misma. 

Es presidente de honor del Casino el diputado a Cortes por el distrito, D. José Luis de Torrescuyas campañas en beneficio de la población han sido siempre constantes y, la mayor parte de las veces, acompañadas del más completo éxito, por lo cual goza de una justa popularidad; siendo esta distinción honorífica que le ha concedido la mencionada Sociedad un premio a su laboriosidad, del cual se siente aquélla orgullosa.

Actualmente componen la Directiva del Casino de La Línea personalidades tan salientes como:

 D. José Ortega Cerón (presidente),
 D. José Vegazo (vicepresidente),
 D. Antonio Garrese Rodríguez (depositario),
 D. Miguel García Ramírez (bibliotecario),
 D. Angel Torres González (secretario) y
 D. José Ramírez Maresco,
 D. Eligio Fernández Quiñones
 D. Maximiliano Ramírez González,
 D. Rogelio Ramírez González,
 D.Trinidad Cruz Herrera,
 D. José Trujillo Delgadillo,
 D. Laureano Amaya Zamora,
 D. Aurelio Danino Peliza,
 D. Jacinto Jurado Duran y
 D. Manuel J. Gómez
(vocales).

Todos ellos ponen el mayor entusiasmo en el desempeño de sus cargos, procurando que sus consocios encuentren en el local del Casino distracciones y comodidades, así como un personal subalterno encargado de todos los servicios.

Una de las causas que más han contribuido a fomentar las simpatías y popularidad de que goza el Casino de La Línea ha sido su generoso desprendimiento al acudir en auxilio de ias clases menesterosas siempre que por cualquier causa se ha exacerbado la miseria en la población, invirtiendo en tales casos importantes cantidades en facilitar a los pobres abundantes y buenos alimentos.

En cuanto a fiestas organizadas para el esparcimiento de los socios y sus familias, este Casino celebra bastantes de ellas durante el año, revistiendo las mismas un carácter sumamente  simpático y reinando en ellas una gran cordialidad y armonía; por lo cual constituyen un gran triunfo para los directivos del Casino, que en estos acto se desviven por atender a cuantos concurren a los salones. 

Cuando celebra La Línea de la Concepción su feria en el mes actual, el Casino puede decirse.que es el punto de reunión a donde acude  el forastero, el que en aquellos amplios salones encuentra por parte de todos los socios esa afectuosa acogida que el andaluz dispensa siempre al que le visita, y que, como sabe el que ha estado, aunque haya sido nada más que unas horas, en Andalucía, se traduce en atenciones sin número.






                                                                Luis Javier Traverso
                                                http://lalineaenblancoynegro.com






Gracias a la Colaboración del Archivo Municipal de La Línea de la Concepción

No hay comentarios:

Publicar un comentario