sábado, 15 de junio de 2013

Descripción de la Bahía de Gibraltar en 1846

Descripción de la Bahía de Gibraltar realizados por Pascual Madoz en el Tomo I del Diccionario Geográfico Histórico de España y sus posesiones de alta mar.

Se basó para la descripción de la Bahía, del Derrotero de las costas de España en el Mediterraneo, escrito por el distinguido Brigadier de la Real Armada D, Vicente Tofiño de San Miguel y enriquecido y enmendado considerablemente en 1832 por la Real Dirección de Hidrografía.



Al N. y distancia de 2 3/4 millas largas de la isla Verde, está la embocadura del río Palmones (a 1/4 de milla E. SE. de la cual, se halla la torre de Entrerios, así nombrada por encontrarse el río Guadarranque de poca consideración, a igual distancia y rumbo de la torre), cuyas puntas son aplaceradas, en particular la del S., que aparece en la baja mar muy saliente en vuelta del E.: el río es muy caudaloso, y en invierno se acogen a él las mayores embarcaciones del trafico de Algeciras. Al N. 73" 00', E. 1 1/3 milla de la torre de Entrerios, está el fuerte de Mirador, de figura irregular, con 4 cañones, y como queda dicho, sobre una pequeña eminencia cerca de la playa; y a 1/6 de milla al N. 71º. O del fuerte, la torre de del Rocadíllo. Como a 1/4 al ESE. del fuerte del Mirador, se ve la punta del Gallo de la que sale casi a igual distancia al S. 1/4 SE. un arrecife de piedras, que recogiéndose hacia la costa del O., y por tanto a menor distancia de día, la guarnece hasta la medianía del espacio que media entre dicho fuerte y el río de Guadarranque. Siguiendo la costa, forma esta desde la punta del Gallo para el E. hasta Punta Mala, un poco de ensenada,en cuya medianía y exactamente al N. 34° 19' E. de la isla Verde, está el puente Mayorga, sobre el río del mismo nombre, que es poco caudaloso. Sobre la altura de Punta Mala se halla el castillo del mismo nombre a N. 56° 15' O. del de San Felipe; al N. 33° 15' O. del muelle viejo de la plaza de Gibraltar; al N. 19° 10' O. del muelle nuevo y al N. 13" 35' O. del Ancho de la Almina de Ceuta; al N. 22º 26' E. de lo mas saliente de la punta del Carnero; y al N. 43º 10' E. de la isla Verde. Es peligrosa la inmediación de la Punta Mala, porque la rodea un arrecife de piedras, descubiertas unas, y otras ocultas, que sale al SO. y como a dos cables de ella. Antes de llegar a esta punta, al N. 12° O. de su castillo, como 1/3 de milla, y precisamente en latitud de 36" l0' 45" está el hospital de la Sangre, que se construyó con este objeto en la guerra de la independencia, y fue donde se estableció el observatorio para levantar con todo acierto la colección de cartas, a que sirve de complemento el Derrotero que hemos mencionado. El castillo de San Felipe, que es el extremo occidental de nuestra línea, se halla como se dijo, al S. 56° 15' E. de Punta Mala, a 8,200 pies de Burgos, (mediando entre ambos puntos un pequeño riachuelo.) y al N. 16" O. de la vigía que está en la eminencia del monte de Gibraltar: al N. 12° 9' O. de la puerta de tierra: al N. 00º 16' E. de su muelle viejo; al N. 1º 21' E. del nuevo; al N. 33" 45' E. de la punta del Carnero: al N. 59° 2' E. de la isla Verde, y al S. 64" 29' E. de la torre del Mirador. El extremo oriental de nuestra línea es el Castillo de Sta. Bárbara, cuya asta de bandera con la del de San Felipe corren N. 84° O., y al contrario la distancia de 3/4 de milla. Hallase el primer castillo al S. 41° 14' E, de la vigía de la Pedrera; al S. 23° 35' E. de la sierra Carbonera; al S. 7° O. de la batería de la Tunara; al S. 12" 20 O. de Torre Nueva; al S. 19° 47' O. de la torre Carbonera, y al N. 2º 14' E. de lo mas oriental del monte de Gibraltar. Desde ambos extremos de nuestra línea sigue al S. el terreno bajo, y recogiéndose hasta la parte N. del monte de Gibraltar, que se eleva súbitamente a la enorme altura que tiene, siguiendo desigual su cumbre con picachos para el S., hasta cerca de lo mas meridional; aquí desciende el terreno formando dos planicies, llamándose punta de Europa el extremo de la mas baja, la cual constituye el extremo .septentrional oriental del Estrecho, tan conocido de todo navegante. Esta punta se halla en latitud de 36"6' 15", y en longitud, de 00º 56' 29"; al 14" E. de la punta Leona, tierra la mas saliente N. de la costa de África, y meridional del Estrecho; al N. 29° E. de la punta de Cires en la misma costa; al N. 65° E. de la del Carnero; al S. 77" 30' E. de la isla Verde, y al N. 11° 40' 0. del Acho de la Almina de Ceuta, que es el extremo meridional oriental del Estrecho. La mayor altura del monte de Gibraltar, que es el Macho, ó extremo N., se eleva sobre el nivel del mar 510 varas: la parte E. del monte es tajada a pique; pero la del O. ofrece en su remate alguna llanura, en la cual se halla la población de Gibraltar, tendida, según lo permiten las fortificaciones, por el frente de las murallas.

Dos son los muelles de Gibraltar y varios los fondeaderos de la bahía. El muelle viejo sale al principio N. de la ciudad, a distancia de 1,100 pasos hacia el NO. 1/4 O..- y a 1/4 milla mas al S., 700 pies al NO. el muelle nuevo, que con un recodo que hace la costa, forma un abrigo que puede resguardar algunas embarcaciones, de que se aprovechan en particular las de guerra en el invierno en 5 ó 6 brazas de fondo las mas foráneas.

El mas seguro, y el mejor fondeadero para todo tiempo y clase de embarcaciones; es desde la medianía de la ciudad de Algeciras para el río Palmones y Puente Mayorga: el principio de esta terminación o limite es después de haber pasado para dentro de las dos enfilaciones siguientes; la punta del Carnero por la medianía de sierra Ballones, y la piedra de la Galera por el extremo S. de la ciudad.  Sin embargo, debe preferirse en este espacio el que media entre la punta del Rocadilo y rio Palmones, y entre este y Puente Mayorga; advirtiendo que en este último límite se recoge el veril de modo que en las 25 brazas solo se dista de la costa 1/2 milla, pues a mayor distancia se dará en crecido fondo: así es que, por regla general, no debe dejar caer el ancla sin venir sondando, quien no tenga un perfecto conocimiento del suelo de toda la bahía, a fin de evitar no caiga en mucho fondo, o que acaso no lo encuentre. Puede también fondearse desde Puente Mayorga hasta el castillo de San Felipe, teniendo presente que es fondo nada seguro el de las cercanías al arrecife de punta Mala, y bueno y mas aplacerado el que continúa al castillo de San Felipe y al muelle viejo de la plaza de Gibraltar, bajo cuyo tiro, de cañón es el fondeadero de los ingleses, a su abrigo las embarcaciones menores, y por fuera las grandes. Frente del espacio comprendido entre los dos muelles mencionados, es buen fondeadero para el agua que se quiera a 1/2 milla de la muralla, sin acercarse demasiado a ella, por las piedras salientes que hay, ni separarse mas a fin de no dar en mucho fondo. Por último, desde el muelle nuevo hasta la punta de Europa, y aun al S. de ella, también se puede estar fondeado, aunque por mayor agua a igual distancia de tierra que la señala (*).

Deben tenerse algunas precauciones a la entrada y salida de la bahía. Cuando se llega a fondear tanto en su costa occidental, como en la del N. o delante de la plaza, no hay fuera de lo visible mas resguardo que dar, si se fuese de O., que al bajo de la Perla, situado al S. 9" O. de la punta del Carnero 1 1/6 milla, sobre el que se hallan de 2 1/2 a 4 brazas piedra; y a dos cumplidos de navío, así por su parte de tierra como por la de afuera, hay de 7 a 10 brazas, fondo que se encuentra por todo el canal de entre el bajo y la costa. Pero si se fuese de E., se pasará a una regular distancia de punta de Europa, pues no es conveniente acercarse demasiado; así porque el monte de Gibraltar hace abrigo del E. y rechaza el O., si son bonancibles, como porque las corrientes son muy fuertes con revesas en sus inmediaciones. Viniendo de levante con este viento a fondear desde Palmones para el E., si es recio, se procurará apartar del monte hasta media bahía, para huir de los remolinos del viento que sopla con furia por las quebradas; y desde este sitio se ceñirá para el N., donde corre el viento seguido, y en bordos cortos se fondeará donde se desee. Ya de la banda de adentro de puertas, se irá para el fondeadero que se quiera, según el fondo y calidades indicadas, y según el motivo: porque viniendo de arribada y para continuar la navegación hacia el O., deberá irse a las inmediaciones de Puente Mayorga, posición ventajosa para con el E. rebasar de la bordada la punta del Carnero; pero si se hubiera de continuar para el E., se deberá fondear desde lo mas N. de Algeciras, a las cercanías del río Palmones, separándose de la citada enfilacion de las dos torres, para montar punta de Europa con los vientos que vienen del O. En el invierno, el fondeadero de Palmones al fuerte del Mirador, es el mas cómodo, porque se logra en él el único abrigo del viento y mar del SE., que es allí el mas peligroso, amarrándose NE. SO. con el ayuste al primero, desde Puente Mayorga para Algeciras; y NO. SE. con el ayuste al segundo, desde el puente para la plaza, por ser en este sitio mas dañosos los vientos del SO. Si la posición señalada para el rumbo que debe seguirse, no se hubiese podido tomar desde luego que se entró, á causa de ser el viento en la bahía, como sucede, distinto del que corre por fuera, se deberá mejorar oportunamente, para que le coja el viento que se desea, con ventajosa situación.


Para embocar el Estrecho por su parle del E., si esta claro el tiempo, se verá hasta 40 millas el monte mencionado, que irá presentándose aislado y mas alto al N. que al S., y al mismo tiempo se descubrirá también aislada Sierra Bullones en la costa de Africa, y por tanto se tendrá franqueada la boca del Estrecho, y se embocará con franqueza. Ya se dijo que es bajo el terreno que media entre el monte de Gibraltar y nuestra línea: desde aquí sube hasta la torre de la vigía de la Pedrera, y desde ella sigue elevándose hasta formar una alta sierra, tendida y unida, llamada de la Carbonera, en cuya eminencia hay otra vigía a distancia de 3 millas de lo mas septentrional del monte; denominándose ensenada de la Mala Bahia de la Tunara, la costa oriental que media entre ambos puntos. A veces, estando el tiempo oscuro, se suele padecer el engaño de tomar el monte de Gibraltar por sierra Bullones, y la Carbonera por el monte, e irse por consiguiente a ensenar y perderse con los vientos del E. y SE. en la Tunara, tomada por el Estrecho. Sucede también equivocar a sierra Bullones con el monte; y como las tierras al S. de aquellas son también bajas, acaece el ensenarse y perderse con los vientos del NE. y E. en la ensenada de Tetuan (África). Para precaver ambos inconvenientes se hace preciso recorrer a su vista la costa de España, con conocimiento de toda ella, hasta, ver la sierra de Estepona (Málaga), que con su marcación a poca diligencia que se haga por el monte, habrá de verse; para lo cual se tendrá presente, que lo mas alto de dicha sierra, y lo mas oriental del monte, corren al S. 17° 30' O. Sin esta bahía, con tiempos cerrados y mucho viento; es temeridad dirigirse a embocar el Estrecho, y será lo mas prudente aguardarse en bordos; pues las corrientes generales para el E. favorecen mucho.

En la bahía de Algeciras y Gibraltar sucede la pleamar a la una de la tarde, los dias de conjunción y posición, y las mayores mareas ascienden de 5 á 6 pies.


(*)  Aquí advierte el Derrotero, para apoyar las noticias que consigna, que como razones de estado pudieran impedir el reconocimiento del fondo do la bahía, bajo el tiro de cañón de la plaza de Gibraltar, el fondo que marca en el plano correspondiente, en este sitio, es sacado de otro plano ingles, publicado en 1781 por un Oficial que estuvo empleado en dicha plaza desde 1769 hasta 1775, cuyo trabajo debe suponerse exacto. Que todos los demás señalamientos del fondo son tan ciertos, como que para cada escandallada se hacían al minuto dos o tres marcaciones desde tierra con dos teodolites, y cuando se necesitaba de la tercera, se hacia con una aguja acimutal. La medida de la sonda es de Burgos.






                                                                 Luis Javier Traverso



No hay comentarios:

Publicar un comentario