lunes, 9 de septiembre de 2013

Cosas de La Línea del 21 de Octubre de 1930

Nuestro colega «La Información» en su número de hoy publica lo siguiente:

EL CORAZÓN DE JESÚS

Hace pocos días, por orden del señor Alcalde, don Vicente Perales y con motivo de haber sido resanada la fachada del Palacio Municipal, ha sido arrancada de la misma, la placa del Corazón de Jesús, al que se encuentra consagrada la ciudad.

El hecho ha sorprendido grandemente al vecindario, sobre todo a los elementos religiosos, mucho mas por haber dimanado la orden, sin acuerdo que le precediera de la Corporación Municipal, de un señor alcalde que se precia de pertenecer a las derechas y que hace gala de haber educado a sus hijos en los Jesuítas.

EL SECRETARIO DEL AYUNTAMIENTO

El día 15 celebró sesión el Ayuntamiento pleno, acordando destituir al Secretario Sr. Cerón, apesar de haber transcurrido con exceso el plazo legal para hacerlo.

Para poder reunir número suficientes de concejales, ha sido preciso en los dos meses largos que ha durado la suspensión del Sr. Ceron  sustituir a veintidós concejales, designándose otros tantos, hasta el extremo de que en la propia sesión en que se adoptó el acuerdo, tomaron posesión tres nuevos concejales.

El Sr. Alcalde, acompañado de los concejales Sres. del Villar (don Francisco), y Serrano, estuvieron visitando personalmente a todos los munícipes, ejerciendo con ellos cuanta presión pudo para hacerles concurrir, dándose el caso de que a uno de ellos don Cristóbal González Infante, que se encontraba en Alhama de Granada,efectuando cura de aguas, en aquel balneario, se le envió un automóvil para que viniera a emitir su voto en contra del Sr. Cerón.

En la sesión se produjeron numerosos incidentes pues uno de los concejales, precisamente de los que aquél día se posesionaban del cargo, don Francisco Cañamero llegó a decir textualmente, que «todo hijo de La Línea que defendiera al Secretario Sr Cerón era un sinvergüenza» produciendo estas frases el escándalo que es de suponer, y no haciéndose constar en acta por haber intervenido la presidencia, rectificando en nombre del Sr. Cañamero.

EL CORRESPONSAL.
• • •

NUESTRO COMENTARIO

No debe limitarse la protesta derivada del acto despojador de la placa del Corazón de Jesús, fija en la fachada del Consistorio de La Línea, a un suelto periodístico que sin negarle valor, tiene poca trascendencia.

Hay en esa ciudad personalidades de marcado relieve social que están obligados a elevar su protesta ante las autoridades correspondientes a fin de patentizar la desconformidad con el acto arbitrario realizado por el actual alcalde de La Línea, respecto la destitución del Secretario D. Francisco de A. Cerón acordada fuera de procedimiento legal, es una prueba mas que ha de ser justificante del atropello cometido contra tan digno funcionario, por la fuerza caciquil que algún día será abatida y entonces resplandecerá la justicia.

En cuanto a las frases proferidas por un concejal nos atenemos a cuanto dice «La Información» y no dudamos de la certeza, pues ya sabemos lo que son Cabildos y concejales en estos tiempos de vuelta a la normalidad. En fin ya pasará todo.


En el Periódico del 28 octubre en Cosas de La Línea aparecía lo siguiente:


EL CIRCULO MERCANTIL

Continua apasionando a la opinión este asunto, que es el tema de todas las conversaciones.

Como consecuencia del incidente ocurrido el día 13, con motivo del cierre de establecimientos, en el local de dicho Círculo, entre un digno Jefe del Ejército y el presidente de la Asociación Patronal don Manuel Chacón de la Mata, se han dado de baja en el Circulo Mercantil todos los militares que figuraban como socios del mismo.

A dichas bajas han seguido las de muchos funcionarios públicos, y las que son más de notar, la de los principales elementos monárquicos de la población, entre otros el primer contribuyente de La Línea don Francisco García Carrillo y otras personas, que así han querido significar su protesta y su adhesión al régimen.

Se comenta que tanto el alcalde como los demás socios del Circulo que son concejales, no hayan secundado la actitud decidida de los elementos que han producido su baja en dicha sociedad.


PROCESAMIENTO

En el Juzgado de Instrucción de San Roque, que actúa activamente con motivo de la huelga y cierre de establecimientos producido en esta, de manera tan inopinada el día 13 del actual, ha dictado auto de procesamiento por el delito de coacción contra los señores que forman la Junta Directiva de la Asociación Patronal Mercantil e Industrial de la Linea.

Dichos señores, a quienes se ha exigido seis mil pesetas de fianza a cada uno, son los siguientes: todos ellos comerciantes, que cerraron sus establecimientos dicho día, don Manuel Chacón de la Mata, don José Morillas, don Miguel Cañamero, Carrasco, don Adolfo Chacón de la Mata, don José Trujlllo Delgadillo, don Miguel Izaguirre Sampedro, don Manuel Lozano Uceda, don Francisco Montes González y don Juan Cabeza Castro.

También ha sido procesado por igual causa la Junta Directiva de la Sociedad de Camareros.

EL CORRESPONSAL

26-10-1930

En el Periódico del 4 de noviembre en Cosas de La Línea aparecía lo siguiente:

LAS CLASES OBRERAS PROTESTAN CONTRA EL FUTURO PRESUPUESTO MUNICIPAL

Está consiguiendo el Ayuntamiento de La Línea el «campeonato de la impopularidad».

No hay sector social que esté conforme con el alcalde y mayoría de concejales, atentos a pequeñas rencillas y olvidadizos de los verdaderos problemas de la ciudad, lo que va exteriorizándose en repulsa contra tanta inepcia.

No sabemos ni hemos de inquirirlo, el origen del desdichado nombramiento alcaldesco. Sea quien fuere el autor de «la gestación» sufrió lamentable error.

Y, para no cansar al lector —casi diariamente obseso con las «cosas de La Línea»— vamos a reproducir unas noticias publicadas en la edición de hoy, por «La Información». Dicen así:

«La Línea.—El Ayuntamiento, reunido en sesión plenaria, presidida por el farmacéutico y alcalde don Vicente Perales, acordó suprimir la Farmacia municipal, que con tanto éxito venía funcionando.—Acordó, asimismo, suprimir la guardia montada y otros servicios importantes, a pesar de aumentarse el presupuesto en trescientas mil pesetas sobre los presupuestos de años anteriores.—Se han elevado los impuestos, especialmente los que gravan artículos de subsistencias. — Las Sociedades obreras proyectan celebrar una reunión magna para protestar de la actuación del Ayuntamiento, que es opuesta a los intereses del vecindario.—Reina general malestar, confiándose intervendrá la superioridad para poner término a la situación anómala creada por el actual Municipio, divorciado de la opinión pública.»

• • •

Hemos transcrito, literalmente, la noticia que en su sección telefónica publica nuestro estimado colega «La Información», que siempre está atento a la vida municipal en los pueblos de la provincia gaditana y juzga serenamente los asuntos locales sin pasión ni partidismo.

Nosotros, cuantos escribimos EL NOTICIERO,  seguimos,  desde la conducta. Véase nuestra colección y
ella saldrá garante de tal aserto.

Desde luego, hacemos constar nuestra protesta—en los términos que nos corresponde—contra la «manera de ser» del alcalde de La Línea, don Vicente Perales, personalidad farmacéutica a quien no conocemos, y que será competentísimo en su facultad, pero tenemos certidumbre de «su incompetencia» como regidor de una ciudad de la importancia de La Línea.

Dicho esto, queda suspenso el «comentario» hasta el regreso del gobernador civil, que, como es sabido, se
halla en Madrid.

Cuando tengamos en Cádiz a don Gustavo Morales, le diremos—desde estas páginas—con muchísimo respeto, «toda la verdad» de las cosas de La Línea, ciudad digna de mejor suerte y de mejor alcalde y cabildo.

Reglas de cortesía nos impiden hoy hablar más del «asunto».

Al reintegrarse en su cargo—tan digna y caballerosamente ejercido— el señor Morales de las Pozas, usaremos nuestra acción informativa, censurando «lo que lugar hubiere». Esa es una de las actividades de los periodistas: criticar si el aplauso no es procedente, haciendo supletoria misión del ministerio fiscal.

Pronto, diremos al gobernador de Cádiz: Señor, estimamos os equivocásteis al conferir la Alcaldía de La Línea a don Vicente Perales. Nobleza obliga confesarlo...

MANUEL RUEDA.

14 Noviembre.




   Luis Javier Traverso








Publicado en el Periódico El Noticiero Gaditano del 21 y 28 de octubre y 14 de noviembre de 1930
Documento del Archivo de la Prensa Histórica de la Biblioteca Nacional de España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario