viernes, 6 de mayo de 2011

La Patria y La Linea 12/07/1922

Artículo publicado en el periódico SOL de Madrid el miercoles 12 de julio de 1922 en su página 6

La Patria y La Línea

(Palabras del discurso del diputado a Corles D. José Luis de Torres, en el Congreso, en la sesión del día 30 de junio último, defendiendo la concesión de la zona franca a La Línea de la  Concepción.).

                                     ..................................................................................
                                     ..................................................................................
Y así, poco a poco, dignificados por el trabajo, los habitantes de La Línea dirigieron todas sus iniciativas a engrandecer la población en que vivían, y, por lo mismo que estaban tan inmediatos a suelo extranjero, en ellos existió siempre, con intensidad admirable, el cariño para su Patria, para su España . . .........

                                     ..................................................................................
                                     ..................................................................................

La Línea es una población de sesenta mil almas; es la ciudad española más próxima a. Gibraltar. Su fundación data del año 1872*, en que se segregó de la ciudad de San Roque;  constituyendo el primer Municipio.

HAZ CLIC AQUI PARA SEGUIR LEYENDO



Es, de entre todas las poblaciones de la provincia de Cádiz, la segunda en importancia.

Sus primeros moradores fueron un grupo de familias de los pueblos inmediatos y otro de familias extranjeras, en su mayoría genoveses.


El clima es excelente: se vive constantemente en primavera, y cuando visitan la población los extranjeros les encanta la temperatura tan agradable de que se goza y su bellísimo cielo.

Su situación geográfica es muy especial; situada en el confín sur de la Península, está lindando con un país extranjero y tiene enfrente la costa de Marruecos, de la que se halla separada por el Estrecho.


Enclavada en un istmo arenoso que une a nuestra Península con Gibraltar, goza de las brisas constantes del Mediterráneo y el Atlántico. Esta circunstancia y la de que sus edificaciones son de reciente construcción y escasa altura hacen que sea un pueblo sano, comprobado por sus estadísticas, en las que la mortalidad es bien escasa, atendiendo a la importancia de su población.

Como dista solamente mil quinientos metros de Gibraltar, la vida  es casi común entre ambas ciudades.


La población es eminentemente obrera. Está durante el día en Gibraltar ocupada en las obras públicas, arsenales del Estado y en las importantes operaciones del abastecimiento de carbón a los vapores que hacen allí escala, pasando aquellas horas de la noche hasta el día siguiente que vuelven a su trabajo cotidiano.

La principal industria es la pesquera, de la que viven exclusivamente dos barriadas de las más populosas, llegando a tal importancia, que exportan diariamente pescado a Sevilla y Madrid en fabulosas cantidades.

Hay grandes fábricas de aserrar maderas, de pastas para sopas, de pinturas, de cemento, piedra artificial y otras.


Su comercio es importantísimo, pero está circunscrito a las necesidades de la población, no pudiendo realizar ninguna clase de negocios de exportación, por impedirlo el sistema de régimen fiscal, que, como losa de plomo, mata todas las iniciativas.

En varias ocasiones se ha pedido a los Poderes públicos la habilitación de la Aduana y la modificación del régimen fiscal, y siempre ha sido denegado, fundándose sus detractores en los temores que existen en la Dirección de Aduanas de que esa habilitación daría margen a grandes defraudaciones a la Hacienda. Razón que les favorece bastante poco, porque parece que dudan de la fidelidad de los funcionarios administrativos, cometiéndose la grave injusticia de privar a esta región de unos beneficios que a otras en iguales condiciones se les tiene otorgado.


El incansable y simpático diputado por el distrito D. José Luis de Torres no cesa de hacer gestiones para conseguirlo, y hace varios dos días ha presentado al Congreso una proposición incidental, solicitando del Gobierno estudie los medios de solucionar la actual crisis obrera, otorgando, la habilitación de la Aduana, la zona franca.



En el radio y extrarradio de la población existen primorosas fincas rústicas, huertas dedicadas al cultivo de las hortalizas, que sirven para el abastecimiento de la plaza de Gibraltar y las más importantes  de Marruecos, siendo muy celebrados, entre otros productos, la patata, que es de una calidad excelente; el fresón, fruta exquisita y aromática, que, por su buena calidad, es exportada a las principales poblaciones de la Península, y la uva de mesa, una clase tan  fina y agradable, que, adémás de ser exportada al interior, lo es en gran cantidad a Inglaterra.

Existen tres teatros y varios salones de "varietés'', actuando casi constantemente; una magnífica plaza de toros, cuarenta escuelas de instrucción primaria, entre nacionales, municipales y privadas; una Escuela de Artes y Oficios, perfectamente instalada, y un Instituto de vacunación y análisis químico, bajo la dirección del ilustre doctor D. Maximiliano Ramírez.

Hay un magnífico mercado de abastos y un espacioso paseo donde se celebran las fiestas de la Velada anual.Varias plazas públicas y, entre éstas, una de original belleza, adornada con elegantes palmeras y vistosos parterres, denominada plaza de Fariñas.

Una iglesia parroquial y dos fábricas de alumbrado eléctrico, estando casi al terminarse un cuartel de Infantería, cuyo presupuesto es de un millón y medio de pesetas, y un hermoso hospital, de estructura modernísima y capaz para cien cama, costeado por una Asociación local de beneficencia.

La Casa capitular es, sin disputa, el mejor edificio de la población. Adquirida recientemente por el actual Ayuntamiento, va a ser inaugurada el día 16 del mes actual. Es, sin duda, la Casa Consistorial más original de España, por su situación especialísima, pues está totalmente rodeada de bosques y jardines.

La finca, compuesta de grandes jardínes de estilo italiano y de varíos edificios de pureza arquitectónica, fué construida por un prócer de Gibraltar, D. Jerónimo Saccone, y adquirida por el Ayuntamiento de sus ilustres herederos. Se están instalando las dependencias municipales con mobiliario lujoso, del siglo XVII, reformándose y embelleciendo sus jardines.

Dentro de estas notas agradables de color he de dar también una triste: el abandono en que el Gobierno tiene a esta región tan vigorosa y pujante, atreviéndonos a calificarlo, más que de abandono, de desprecio.

Este pueblo, con todas las características de los demás de España, es, sin duda, el que más ha sufrído, el que más ha luchado para poderse sostener contra los malos propósitos de los gobernantes y las malas intenciones de sus enemigos, nacidas de la envidia de su prosperidad. Este pueblo, que jamás encontró un débil apoyo en las altas esferas, por grandes y poderosas que fueran sus razones, no ha sido vencido; no perdió por un sólo momento la esperanza y la serenidad, y triunfó como triunfan los que defienden las causas grandes y justas.

Veinte años estuvieron solicitando la construcción de una humilde carretera de tercer orden que los uniese con la madre patria, de la que se encontraban totalmente incomunicados.

Veinte años de humillaciones y de luchas para limpiar la roña formada por la rutina estúpida y absurda de los centros oficiales que se oponían rotundamente a que les hicieran (mejor dicho, les autorizaran) para poder hacer aquella vía de comunicación, porque entendían que aquello era patriotismo.

Veinte años, al cabo de los cuales se les presentó como figura bajada del cielo el que desde entonees es su diputado a Cortes, don José Luis de Torres, que, rompiendo aquellos moldes, hizo entender a los que se negaban a enterarse lo razonable de sus pretensiones, poniéndolos en contacto con España.

Es triste lo que sucede, es lamentable la conducta equivocada que observan los Gobiernos con ese pueblo, que contribuye religiosamente con todos los tributos, incluso con el sagrado de sangre, que cumple con todos sus deberes y se le niegan tantos de sus derechos.

Fachada Principal del Palacio Municipal y sus jardines; en primer término



Los Gobiernos deben fijar su atención en La Línea, como ventana desde la que los extranjeros nos miran, prestarle su apoyo y atención, para dar la sensación a todos de ser un pueblo moderno, floreciente y sano, digna antesala de nuestro país.

La leyenda del contrabando es otra de.las cosas que me parecería natural que hubiese desaparecido, por lo absurda, y que aún persiste en el ánimo de mucha gente. Aquí no existe el contrabando, propiamente dicho, ni hay contrabandistas. Eso es una fábula. Esta es una población puramente trabajadora y laboriosa, que vive de sus trabajos en la vecina plaza de Gibraltar, de sus industrias, de su agricultura y de su comercio.

El contrabando que por aquí se hace no es tal contrabando, es el matute, que  indefectiblemente se hace en todas las poblaciones que, como ésta, tienen Aduana fronteriza. Ya es tiempo que desaparezca totalmente ese error y el estigma vergonzoso que algunos tan injustamente aplican a esta localidad.


La administración del Municipio de esta ciudad es verdaderamente un modelo. Tienen pagadas religíosamente todas sus atenciones, y se realizan constantemente obras de urbanización y saneamiento. Los recursos con que cuenta el Municipio son escasos con relación a la importancia de la población. El impuesto de Consumos, que es el más importante, produce mucho menos de lo que debiera, por pasar un gran número de sus  habitantes el día en Gibraltar.

Como población nueva, carece de término municipal, de montes, productos de pastos, y no posee láminas de la Deuda pública. Atiende todas sus obligaciones con la mayor puntualidad, y tiene perfectamente dotados sus servicios, especializante el de Beneficencía, que carece de los limites que existen en los demás Ayutamientos.

Allí no se forma el padrón de pobres porque los auxilios  benéficos se suministran a todos los que lo solicitan, sean éstos vecinos o no lo sean.

Hace tres años adquirió el Ayuntamiento el Mercado público de Abastos, para pagarlo en quince anualidades, y en el mes de abril último ha adquirido en propiedad la finca donde se ha de instalar la Casa Capitular, habiendo satisfecho al otorgarse la escritura pesetas 125.000, como primer plazo de los cuatro en los que ha de ser satisfecho el importe de su compra.

Sus obligaciones para con el Estado y la provincia siempre las tiene al corriente, gozando de un gran prestigio ante ambas entidades.

La Corporación municipal se compone actualmente de los señores siguientes:

Alcalde-presidente, D. José Cayetano Ramírez Galuzo.
Primer teniente de alcalde, don Ricardo Ruiz Cuadro;
Segundo, don Francisco Berenguer Gutiérrez;
Tercero, D. Luis López Ramírez;
Cuarto, D. Martín Serrano Guerrero;
Quinto, D. Manuel Paredes Ramirez;
Sexto, D. Sebastián Seliva Soriano

Regidores síndicos:
D. Julio de las Doblas. Torrecilla y
D. Manuel Pérez. Pianno.

Concejales: 
D.   José González Rodríguez,
D. Fernando González  Marrero,
D. José del Villar González,
D. Rafael Naranjo Marín,
D. Miguel Framit González, 

D. Juan Borgoñón Florín,
D. Jacinto Jurado  Duran,
D.  Luis Castillo Cerván, 
D. León Toledano Díaz,
D. Emilio Fernández Madrid,

D. Francisco  Ramos  Fernández de Córdoba,
D. Laureano Amaya Zamora, 
D. Francisco Domínguez Molina,
D. José Acedo del Olmo Villar,
D. Gabriel Moreno Romero,
D. Juan Muñoz Cano y 
D. Francisco Ramírez Galty.
El juez municipal:
D. Juan Infantes Carrero.

El comandante militar, subdelegado gubernativo:
D. Guillermo Wosolosky y Revuelta.

E1 cura párroco:
D. Juan Rodríguez Cantizano.

Administrador de Correos:
D. Antonio García.

Jefe de Teléfonos:
D. Ricardo Calderón.

Dentro de breves días entrará la población en un plan de fiestas y festejo con motivo de la Velada de julio; se anuncian magníficas corridas de toros, fuegos artificiales, concurso de automóviles, Conciertos musicales y veladas literarias.


Coincidiendo con esa fecha, tomará posesión oficialmente el Ayuntamiento de la nueva Casa Capitular, y tendrá lugar el acto solemne del descubrimiento del monumento erigido por suscripción popular ante la fachada de dicho edificio al hijo predilecto de 1a población D. Luis Ramírez Galuzo.

A este acto asistirán comisiones y Representaciones de toda la provincia. El monumento es obra del notable escultor D. Mateo Inurria, y la suscripción que se abrió para ese objeto alcanzó una cifra doble de la cantidad que importaba. Eso solo da idea del cariño y simpatía de que goza el interesado.

Tal acto de civismo realizado por este pueblo es una prueba más de sus excelentes cualidades. Los pueblos  que honran a sus hijos se honran a sí mismos, y al erigir ese monumento han realizado un acto de justicia perpetuando la memoria del gran ciudadano que al frente de su pueblo, como general en campaña, luchó durante toda su vida por el bien general, olvidándose de su bienestar y de su prosperidad y porvenir.

El ha servido de antorcha que guió y trazó la senda para llegar al lugar de prosperidad y progreso de que hoy disfruta la población, y a él deben tributarse en tal fecha, como siempre, todos los homenajes y respetos. Y en este punto damos por terminada nuestra labor informativa, expresando nuestros deseos de que sirva de norma para rectificar errores pasados, colocando a ese pueblo hospitalario y noble en el puesto que entre todos debe ocupar.

* errata en la fecha ya que es 1870

"Los otros tres artículos los pondré en las siguiente entradas para no alargar mucho mas ésta."



"El Cásino de La Línea"
"Como se hace un Pueblo"
"Programa de las Fiestas"





                                                      Luis Javier Traverso
                                                http://lalineaenblancoynegro.com







Gracias a la Colaboración del Archivo Municipal de La Línea de la Concepción

3 comentarios:

  1. De maravilla el articulo. Seguimos en la mismo situación de entonces parece que los años no ha pasado y se reflejan exactamente las mismas circunstancias, no es justo.
    Enhorabuena querido Luis por hacer valer la historia con tu recopilaciones. Un afectuoso saludo, José A. Gómez-Rubio Amado.

    ResponderEliminar
  2. Luis la verdad que merece la pena leerlo, para comprobar que las cosas no cambia con el tiempo, nos siguen tratando igual los que "gobiernan".
    Enhorabuena soy tu hermana.

    ResponderEliminar
  3. JJ Uceda -ciudadano-8 de mayo de 2011, 1:51

    Extraordinario. Menuda pieza que repasa nuestra historia para conocimiento de todos los linenses. Gracias LJ, por hacerlo llegar a nosotros de forma tan fácil. Y la historia se repite, aunque me gusta especialmente donde habla del contrabando, porque predica al igual que yo que aqui no somos contrabandistas como muchos siempre se desviven por publicitar, por el mero hecho de pasar por la frontera lo que todo el mundo pasa por todas las fronteras sin que en las demás se consideren infracciones y me refiero a un cartón de tabaco que además hasta hoy la ley no prohibía su paso cada vez que pasaras la verja. Ordenar como han hecho hoy que no se puede pasar más que 1 cartón al més si que traerá el verdadero contrabando que ninguno queremos otra vez para La Línea... Y como se relata en esta obra de arte, La Línea sigue de igual forma sin que se le preste la atención que se merece por parte del Gobierno Central o de la J.A:

    ResponderEliminar